“No puedo permitir que el pasado dictamine mis actos y debo traer mi propio estilo porque deseo que mucha más gente tenga acceso a las bibliotecas”, dijo Dennis M. Walcott, el nuevo presidente y CEO de las bibliotecas de Queens. Walcott se posesionó el pasado mes de marzo después de varios años de transición debido a problemas administrativos con el anterior presidente.

Walcott dijo que sigue evaluando cómo mejorar el servicio de las bibliotecas de Queens y vendrán más cambios. “Me estoy reuniendo con los políticos y solicitando más dinero para expandir o remodelar algunas bibliotecas”, dijo Walcott.

El sistema de bibliotecas de Queens es independiente, posee más de 1,600 empleados y atiende a más de 2.3 millones de usuarios al año en sus 62 sucursales. Su colección supera 8.4 millones de libros y el año anterior más de 3,000 alumnos atendieron a clases de inglés como segundo idioma.

Ahora las bibliotecas de Queens abren de lunes a sábado y las dos sucursales de Jamaica (la principal) y la de Flushing abren los 7 días de la semana. En todas las bibliotecas de Queens hay programas especiales para las familias, los adolescentes y los niños. También ofrecen tabletas digitales para llevar a la casa, al igual que películas y música.

Walcott también creó un equipo administrativo que se reúne periódicamente para estudiar la mejor manera de adaptarse a los constantes cambios del Interner como herramienta de aprendizaje.

“Las bibliotecas son la mayor fuente de información para las familias y los estudiantes”, dijo Walcott, quien fue profesor de kindergarten, ha trabajado en educación para la ciudad y el estado de Nueva York, ha sido profesor de liderazgo en Fordham University, además de Canciller del Departamento de Educación de Nueva York. Posee dos maestrías en educación y trabajo social. Es casado y tiene cuatro hijos.

¿Por qué decidió instalar su oficina en el pasillo central de la biblioteca de Jamaica a la vista de toda la gente?, le preguntamos a Walcott y respondió: “Quiero instaurar una política de acceso y enfocarme en la comunidad, en sus necesidades. Aquí me entero de los problemas que tiene la gente para obtener información, para usar el baño y hasta las quejas por el exceso de ruido”.

Dennis M Watcott en su oficina en el pasillo de la biblioteca central de Jamaica, Queens.

Dennis M. Watcott en su oficina en el pasillo de la biblioteca central de Jamaica, Queens.

Sobre la comunidad latina, Walcott dijo que “es muy extensa y diversa y seguiremos aumentando nuestra colección en español. Estoy contento con nuestro personal que habla español porque trabaja fuerte y es accesible”.

Además de los programas que benefician a la comunidad en general, incluyendo la asistencia gratuita para la ciudadanía estadounidense y la obtención del ID de identificación municipal, Walcott está vigilando los programas de expansión de bibliotecas como la de Elmhust, Hunter Point y Ozone Park.

“Hay mucho trabajo por hacer y nuestro máximo objetivo es abrirle las puertas a la comunidad”, concluyó Walcott en su austera oficina desde donde puede observar a sus empleados interactuando con la comunidad.

Javier Castaño