Los manifestantes no justifican que Estados Unidos meta sus manos en Venezuela. Fotos Danny Mendoza

Como parte de una ola de protestas en 130 ciudades del mundo, el pasado sábado 23 de febrero se llevó a cabo una manifestación en contra de la intervención de Estados Unidos en Venezuela. Alrededor de 200 manifestantes se dieron cita frente al  Edificio Trump en Wall Street, Nueva York.  Los manifestantes sostenían pancartas en apoyo a la revolución bolivariana y al presidente Nicolás Maduro y cantaban “Hands off Venezuela”.

Entre los manifestantes hubo mayoría anglosajona, pocos venezolanos y la juventud estuvo ausente.

“Defendemos a Venezuela en contra de la agresión imperialista de Estados Unidos y las tentativas de provocar y organizar el golpe por parte de los republicanos y los demócratas”, dijo Sandor John, activista del grupo Liga por la lV Internacional.

“Los países que apoyan a Guaido están equivocados, si  los hermanos venezolanos están pasando dificultades es porque hay un bloqueo económico”, dijo Maritza Cordero de Ecuador y miembro del grupo Acción Revolución EEUU/CANADA.  “Realmente no hay una escasez de tal forma que justifique la intervención en Venezuela”.

Latinos en contra de la intervención en Venezuela y apoyando al presidente Maduro. Fotos Danny Mendoza

“Me opongo a la intervención de Estados Unidos, los únicos que pueden decidir sobre Venezuela son la gente de Venezuela”, dijo Seth Galinsky , candidato a defensor del pueblo en Nueva York con el Partido Socialista de los Trabajadores.

Los manifestantes de manera vehemente demostraron su inconformidad por cómo se está gestionando un cambio direccional en la actualidad en Venezuela. País que sufre grandes problemas de polarización política que ha resultado en el éxodo de más de 3 millones de venezolanos a diferentes partes del mundo en busca de una mejor calidad de vida.

Danny Mendoza