La moderadora Laura Martínez, a la izquierda, y los panelistas en Columbia University. Foto Javier Castaño

Como hace 30 años, el problema de la prensa latina en los Estados Unidos es de autenticidad y personalidad. ¿De qué sirve informar en inglés a los latinos más adaptados? si para eso está el New York Times o CNN.

¿De qué sirve informar en español a los latinos recién llegados que sólo buscan noticias de sus países? y no tienen poder adquisitivo.

Además, la comunidad inmigrante sigue creciendo al mismo tiempo que se agudizan sus problemas de educación, empleo y vivienda. Y las revistas satinadas insisten en la prosperidad y la precisión de sus estadísticas. El Internet también ha llegado a complicarlo todo.

Estos y otros planteamientos se debatieron esta semana en la facultad de periodismo de Columbia University. Laura Martínez, de Mí blog es tu blog, fue la moderadora. Los panelistas fueron: Galina Espinoza, directora de Latina Magazine, Miguel Ferrer, director de AOL Latino, y Alberto Vourvoulias-Bush, editor de Fox News Latino.

“Nuestro portal en el Internet es para los latinos que prefieren la información en inglés”, dijo Vourvoulias. “No seguimos la noticia minuto a minuto, pero nos enfocamos en lo que les interesa a nuestra audiencia”. Vourvoulias también habló de la importancia del social media, “que es el futuro del periodismo, porque la gente confía en la información y escoge lo que le gusta”.

Espinoza dijo que el público de Latina Magazine son las mujeres entre los 18 y los 34 años, que nacieron aquí y hablan en inglés. “Luchamos en contra de los estereotipos hacia la mujer latina de esta nación”, dijo Espinoza. “Hay quienes consideran que la información en español no es tan completa como en inglés. Nuestra revista toca todos los temas y lo hacemos en inglés para llegar a una mayor audiencia”.

Ferrer, quien nación en esta nación, dijo que el público de AOL son aquellos latinos que prefieren comunicarse en español, han llegado a esta nación hace poco, “aunque buscan información en inglés”. AOL posee 800 núcleos informativos de Patch con información súper-local, y están implementando Nuestra Voces para seguir ese modelo en los vecindarios latinos.

Los tres panelistas criticaron a la prensa anglosajona por su pobre trabajo en reportar las noticias de la comunidad latina y dijeron que los más importante es la calidad y la autenticidad de la información.

Latino Magazine se ha logrado posesionar con su medio impreso, pero AOL y Fox News Latino, que nacieron en el Internet, aún tienen que demostrar que su modelo funciona. Se abren paso con sus plataformas digitales y por eso están a la vanguardia. Su competencia se halla en Univision, Telemundo y CNN en español, además de miles de páginas que cada semana surgen en el ecosistema informativo.

El último informe del State of the Media 2011, que se dio a conocer hace dos semanas, ni siquiera menciona a la prensa latina, pero sí arroja información muy valiosa para entender lo que está pasando en el Internet, hacia donde se están mudando todas las plataformas y el dinero.

En conclusión, los periódicos y la televisión por cable están perdiendo, y la radio, el modelo público de NPR, se está imponiendo. La conclusión podría ser que después de tantos cambios y tantas charlas, ninguno de estos modelos prevalecerá en el futuro. Quizás se impondrá en el Internet un modelo económico con patrocinio del estado y donaciones del usuario en donde no hay espacio para las grandes corporaciones. Cada comunidad terminará desarrollando e implementando su propio modelo económico e informativo.

La prensa latina en los Estados Unidos necesita una discusión constante y mucho más profunda sobre su pasado y prensente, porque hasta ahora se han impuesto los especialistas en mercadeo. El debate sobre ‘agregación’ o acumulación es necesario, al igual que el papel que cumple ese inmenso ejército de voluntarios que “contribuyen” a poblar el Internet sin la más mínima idea de periodismo.

También es indispensable estudiar el modelo periodístico y de negocio que se puede imponer en las comunidades latinas de esta nación, de la misma manera que la gran prensa debate qué funciona y qué impide su desarrollo.

Sólo hay dos cosas ciertas. El periodismo local terminará imponiéndose y los periodistas tienen que aprender a manejar la nueva tecnología para sobrevivir. Y es aquí en donde surge el mayor cuestionamiento. Debatir y defender el periodismo local es una cosa muy diferente a conocer cómo hacerlo e implementarlo en un área determinada. Personalidad y autenticidad son la clave.

La charla fue auspiciada por el capítulo de Nueva York de la Asociación Nacional de Periodistas Hispanos (NAHJ).

Javier Castaño