El papa Francisco llega a Cuba el sábado y la expectativa de la mayoría de los cubanos está centrada en sus palabras y el mensaje que les entregará.

El Ing. Eliézer Ávila, presidente de la organización Somos Más, compartió con la Voz de América el sentimiento que le anima al esperar una visita que califica como histórica por el momento que vive Cuba.

“Esperamos, que fuera del habitual mensaje de esperanza y reconciliación, el papa Francisco tenga palabras de aliento para los jóvenes cubanos”, dijo Ávila a tiempo de reconocer que son ellos los más afectados por una realidad que los obliga a buscar salir de Cuba en busca de un mejor destino.

Eliézer advierte que el ambiente para recibir al pontífice en Cuba está centrado en los preparativos alrededor de la Plaza de la Revolución donde se ha preparado todo para la misa que ofrecerá el domingo y a la que se espera asista más de medio millón de personas.

“Los jóvenes crecimos sin un vínculo con la Iglesia católica, si bien la religión después de la revolución nunca dejó de ser practicada oficialmente en Cuba, se produjo una separación ideológica que apartó a los cubanos de las iglesias”, dice Ávila.

“Por eso es que los jóvenes cubanos recuerdan que el papa nos visitará cuando pasan por la Plaza de la Revolución, cuando ven que hay banderas, un escenario y una gran cantidad de seguridad”, agrega Ávila.

Los medios informativos oficiales en Cuba han difundido, en los últimos días detalles sobre la visita del papa Francisco, pero según dijo nuestro entrevistado, “no fue un campaña que estuviera orientada a incentivar en el pueblo el deseo de participar activamente o prepararlos espiritualmente para el encuentro con el Sumo Pontífice”.

“En esta semana se escucharon mensajes del cardenal Jaime Ortega y Alamino y de otros altos miembros de la Iglesia católica cubana, sin embargo fueron emitidos con mucha sobriedad”, destacó Ávila.

Hace algunos días, la televisión estatal cubana transmitió sorpresivamente en vivo y en directo, la misa oficiada desde la iglesia de la Caridad del Cobre, algo que no había sucedido antes y que demostró el deseo del gobierno de propiciar una apertura con motivo de la llegada del papa Francisco. Voa

Estadounidense pueden abrir negocios en Cuba

El gobierno estadounidense anunció este viernes la eliminación de nuevas restricciones hacia Cuba en materia de comercio, viajes y envío de remesas.

Bajo las nuevas reglas que entran en vigencia este lunes, los estadounidenses podrán abrir negocios y cuentas bancarias en Cuba; y los límites a los envíos de remesas de inmigrantes hacia familiares en Cuba quedan eliminados.

El límite de $ 2.000 dólares de remesas hacia Cuba por trimestre quedará eliminado, así como el máximo de efectivo que podía ser llevado a la isla ($3.000 dólares para cubanos, $10.000 para personas sujetas a la ley estadounidense).

De igual manera estas nuevas regulaciones de apertura permiten viajes a la isla autorizando mediante licencia general el transporte por barco de viajeros autorizados.

Estos viajeros podrán abrir y mantener cuuentas bancarias en Cuba para que puedan realizar transacciones mientras su estadía en la isla.

«Una relación más fuerte y más abierta entre Estados Unidos y Cuba tiene potencial de crear oportunidades económicas para estadounidenses y cubanos», dijo el secretario del Tesoro, Jacob Lew. Voa

Nueva embajador de Cuba en Washington

El veterano diplomático José Cabañas Rodríguez se convirtió en el primer embajador de Cuba ante Estados Unidos en los últimos 54 años, al entregar credenciales al presidente Barack Obama.

De acuerdo a la Casa Blanca, Obama recibió las cartas credenciales de Cabañas junto a las de otros 15 nuevos jefes de misión en Washington, incluyendo los nuevos embajadores de México, Belice, Jamaica, Antigua y Barbuda y de países como Holanda, Afganistán y Egipto.

Cabañas fungió desde 2012 como jefe de la Sección de Intereses en Washington y se convirtió en Encargado de Negocios al restaurarse las relaciones diplomáticas el 20 de julio.

“La acreditación del embajador de Cuba ante los Estados Unidos es otro paso del proceso hacia la normalización de las relaciones entre ambos países», afirmó la embajada de Cuba en un comunicado.

Agregó que Obama y Cabañas “intercambiaron” unas palabras “sobre el estado de las relaciones bilaterales”.

El presidente Obama aún no ha nominado a su embajador en La Habana, pero de todos modos los legisladores republicanos que controlan ambas cámaras del Congreso han prometido bloquear al designado.

Por el momento, la embajada de Estados Unidos en Cuba está a cargo del anterior jefe de la Sección de Intereses, Jeffrey DeLaurentis. Voa