Fidel Castro el pasado mes de julio luego de su recuperación de salud.

El gobierno de Cuba, al estilo capitalista, anunció que despedirá a medio millón de empleados del gobierno y estimulará la empresa privada para que consigan trabajo. Así lo anunció el presidente Raúl Castro, hermano de Fidel Castro. El presidente también dijo por television que cerca de un millón de trabajadores cubanos, uno de cada cinco, son inncesarios porque repiten las labores que otros hacen.

“Tenemos que dejar de pensar que Cuba es la única nación del mundo en donde se puede vivir sin trabajar”, dijo Raúl Castro. Estos cambios los venía anunciando el presidente y también el gobierno cubano ha otorgado terrenos a empresas privadas para que las exploten y ha estimulado el comercio de productos agrícolas.

Los despidos se producirán a comienzos del próximo año. La fuerza laboral de Cuba es de 5.1 millones de empleados. La noticia tomó por sorpresa a los cubanos y la primera reacción fue cómo van a conseguir trabajo los despedidos si el sector empresarial es tan reducido en la isla.

Alberto Fuentes, un empleado del gobierno, dijo que el mayor problema será cuánto van a recibir de salario las personas contratadas por la incipiente empresa privada cubana.

El turisnmo no ha servido para incentivar la economía de Cuba, el arroz ha escaseado y la siembra de caña de azúcar ha sido un desastre. El año pasado las importaciones cayeron 37 por ciento para empeorar la situación del peso cubano.

El Gobierno Central de Trabajadores Cubanos, la única organización laboral que reconoce esa nación, aceptó este lunes que los cambios son necesarios “y no pueden tardar”.

“Cuba necesita cambios urgentes en la economíaa”, se lee en el documento emitido por la federación antes nombrada. “Nuestro estado no pude seguir apoyando compañías en donde crece la fuerza laboral y se originan pérdidas económicas que se contra productivas, generan hábitos dañinos y distorsionan la conducta del obrero”.

En Cuba el sueldo promedio mensual es de 20 dólares y el gobierno paga por el acceso gratuito a la salud, la educación, la vivienda y la comida, aunque últimamente ha quitado varios subsidios.

Al mismo tiempo los críticos al gobierno de Cuba y al ex mandatario Fidel Castro siguen aumentando.

CASTRO ES “ACIDO CORROSIVO”

La bloguera Yoani Sánchez, desde su hogar en La Habana, opinó que Fidel Castro ha dañado su imagen con sus palabras y posterior rectificación sobre el fracasado modelo cubano.

Asegura la autora del blog “Generación Y” que Castro, como un ácido corrosivo, se ha dedicado a destruir el mito que sobre sí mismo se había forjado a través de su larga permanencia en el poder.

En una reciente entrevista con el periodista estadounidense, Jeffrey Goldberg, el hombre que implantó el comunismo en Cuba hace más de medio siglo reconoce que ese sistema no sirve, ni para la isla ni para otros países.

No obstante, en posteriores declaraciones, Castro se enmienda y asegura que lo que quiso decir no fue exactamente lo que dijo, y que Goldberg es un gran periodista que lo había tomado al pie de la letra.

Luego de darle las gracias a Castro por reconocer que él es un gran periodista que no inventa frases y que citó correctamente lo que dijo, que “el modelo cubano ya no funciona ni siquiera para nosotros”, el periodista estadounidense ratificó que no fue malinterpretada esa declaración.

“Lo que Fidel Castro dijo no puede significar otra cosa que lo que significa”, reiteró el periodista Goldberg en una nota con un título irónico en la página digital de la revista “The Atlantic”, insinuando que la reacción castrista es zigzagueante.

VOA