El Coronavirus tiene a las autoridades chinas en jaque y aparecen más contaminados en otras naciones el mundo.

El balance general de la epidemia de coronavirus (COVID-19) superó el sábado la barrera de los 1.500 muertos en China, con 138 nuevas víctimas en Hubei, luego de una jornada en que se confirmó el primer caso en un país africano.

El Ministerio de Salud de Egipto anunció que ha registrado el primer caso en el continente. La persona contaminada, de quien solamente se sabe que no es de nacionalidad egipcia, fue hospitalizada en cuarentena.

El sábado, la Comisión Provincial de Salud de la provincia china de Hubei reportó 139 nuevos decesos en esa región en las previas 24 horas, y de esa forma el total registrado de personas muertas en China ascendió a 1.519.

Casi 66.000 personas ya fueron contaminadas, siendo que la mayoría de los casos se concentra en la región de Hubei, en el centro del país.

Debido a la marea de pacientes en los hospitales de Hubei y la escasez de suministros de protección (máscaras, trajes completos), numerosos miembros del personal sanitario se encuentran a merced de la contaminación.

Según datos oficiales, por lo menos 1.716 profesionales de salud, entre médicos y enfermeros, ya resultaron contaminados, y seis de ellos fallecieron.

El anuncio de la cifra de contaminación del hospital se produce una semana después de la muerte, debido al virus, de un médico que había tratado de alertar a las autoridades pero había sido reprendido por la policía.

La lucha contra el virus constituye «una gran prueba para el sistema y la capacidad de gobernanza del país», reconoció este viernes el presidente Xi Jinping. La epidemia reveló «lagunas e insuficiencias», admitió Xi, quien llamó a mejorar el sistema de salud nacional.

Las autoridades se han esforzado en distribuir equipos de protección en los hospitales de Wuhan, pero muchos médicos han tratado a los pacientes sin mascarillas o trajes de protección adecuados o han usado varias veces el mismo equipo, cuando deben cambiarlo con regularidad.

China continental concentra el 99.9% de las muertes registradas en el mundo por el nuevo coronavirus. Hasta el momento, solo Japón, Filipinas y Hong Kong informaron de un deceso cada uno.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) salió en defensa también este viernes de China tras las críticas estadounidenses por la supuesta «falta de transparencia» de Pekín.

«Tenemos un gobierno que coopera con nosotros, que invita a los expertos internacionales, que ha compartido secuencias (del virus), que sigue trabajando con el mundo exterior, que ha publicado en revistas médicas internacionales creíbles», subrayó el jefe del departamento de emergencias sanitarias de la OMS, Michael Ryan, al descartar las críticas estadounidenses.

Estados Unidos dio un giro al tono en la Casa Blanca tras las felicitaciones del presidente Donald Trump a su homólogo chino.

«Estamos un poco decepcionados con la falta de transparencia de los chino», criticó la víspera Larry Kudlow, asesor económico de la Casa Blanca.Voa

ESTADOS UNIDOS REPATRIARA A SUS CIUDADANOS DE JAPON

La embajada de Estados Unidos en Japón dijo que los estadounidenses a bordo de un crucero en cuarentena serán repatriados el domingo.

En el Diamond Princess, que está atracado en Yokohama, una ciudad portuaria al suroeste de Tokio, hay unos 380 estadounidenses. Por el momento, 285 pasajeros del crucero dieron positivo por el nuevo virus luego de la confirmación de 67 nuevos casos el sábado.

El avión llegará a Japón el domingo en la noche, y los repatriados serán trasladados a la Base Travis de la Fuerza Aérea en California, aunque algunos continuarán hasta la de Lackland, en Texas, explicó la embajada en una carta a los pasajeros y la tripulación publicada el sábado en internet.

A su llegada a suelo estadounidense, todos tendrán que pasar otras dos semanas más en cuarentena, agregó.

Todos se someterán a un chequeo médico antes de poder embarcar en el avión, y quieres muestren síntomas de enfermedad no podrán viajar, según la embajada.

“Reconocemos que esta ha sido una experiencia estresante y seguimos dedicados a proporcionar todo el apoyo que podamos para que se reúnan rápido y de forma segura con sus familiares y amigos en Estados Unidos”, añadió la carta.

Uno de los pasajeros estadounidenses del crucero, Matthew Smith, que ha estado tuiteando su experiencia abordo, incluyendo fotos de la comida que reciben, se mostró decepcionado porque lo que calificó de “zancadillas” del gobierno de Estados Unidos a la cuarentena que él y otros trataron de mantener en el barco.

Periodistas captan imágenes del crucero que se encuentra atracado en Japón con decenas de pasajeros en cuarentena entre esos más de 300 estadounidenses que serán repatriados este domingo. Dentro del barco se reportaron casos de personas con síntomas del nuevo virus.
Periodistas captan imágenes del crucero que se encuentra atracado en Japón con decenas de pasajeros en cuarentena entre esos más de 300 estadounidenses que serán repatriados este domingo. Dentro del barco se reportaron casos de personas con síntomas del nuevo virus.

Smith dijo que tendrá que volver a empezar la cuarentena de 14 días de nuevo a pesar de que debía abandonar el barco la próxima semana.

“Está bien, esta es la cuestión: Mientras el plan de las autoridades de salud japonesas sea dejar libres a todos los que seguimos sanos tras la cuarentena en menos de cuatro días, ¿por qué quería interferir con eso aceptando la oferta de las autoridades estadounidenses de llevarnos de vuelta a Travis?”, escribió en Twitter.

La carta a los estadounidenses del Diamond Princess advierte: “Si decide no regresar en este vuelo chárter, podría no poder regresar a Estados Unidos durante un tiempo”.

El Ministerio de Salud de Japón autorizó el viernes el desembarco de 11 pasajeros, y explicó que los mayores de 80 años con patologías médicas previas y quienes tenían camarotes sin ventanas durante la cuarentena de 14 días podían quedarse en un centro habilitado en la costa.

Está previsto que la cuarentena termine el miércoles, por lo que la gente que esté sana podrá salir del barco.

Además de los registrados en el crucero, Japón ha reportado 55 casos y una muerte. Tres de los nuevos pacientes registrados el sábado estaban en la prefectura de Wakayama, en el centro del país, y otros ocho en Tokio. Voa