El doctor Anthony Fauci testificando sobre la importancia del uso de tapabocas para combatir el Coronavirus.

El reciente aumento de las infecciones por coronavirus ha sido causado por la reapertura de algunas áreas demasiado rápido y por personas que no siguen las pautas, dijo el martes el Dr. Anthony Fauci a un panel del Senado.

“Tenemos que transmitir el mensaje de que todos estamos juntos en esto”, dijo Fauci a la Comisión del Senado sobre Salud, Educación, Trabajo y Pensiones. “Y si vamos a contener esto, tenemos que contenerlo juntos”.

Testificando meses después de haber advertido previamente de “sufrimiento y muerte” innecesarios si no se tomaban las medidas adecuadas, Fauci, el principal experto en enfermedades infecciosas de los Institutos Nacionales de Salud, dijo que está “bastante preocupado” por lo que está sucediendo en muchos estados.

Al preguntarle qué está ocurriendo que esté mal, dijo que varios estados pueden haber ido “demasiado rápido” y se saltaron algunos de los puntos de control establecidos para una reapertura segura.

Estados Unidos reportó más de 40.000 nuevos casos de COVID-19 el viernes, su mayor salto diario hasta la fecha. Voa

ALERTA SOBRE RAPIDA PROPAGACION EN EE.UU.

El nuevo coronavirus se está propagando tan rápido y en tantos lugares de Estados Unidos que no es posible controlarlo, dijo el lunes la doctora Anne Schuchat, de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC).

“Tenemos demasiado virus en todo el país en este momento, lo cual es muy desalentador”, escribió la especialista en la revista de la Asociación Médica Estadounidense.

Schuchat describió el aumento de casos, que están imponiendo récords en varios estados diariamente, como “solo el principio” y dijo que las infecciones no se están identificando y aislado con rapidez y con rastreo de contactos.

“Yo creo que hay mucho de ilusorio alrededor del país. Estamos en verano, que todo va a estar bien, que dejaremos esto atrás, y ni siquiera estamos empezando a dejarlo atrás. Hay muchos factores preocupantes en las últimas dos semanas”, explicó.

La especialista llamó a las personas a usar máscaras, a practicar la distancia social y a no esperar ningún tipo de alivio hasta que haya una vacuna.

La ciudad de Jacksonville, en la Florida, donde el Partido Republicano celebrará su convención en agosto, anunció el lunes que el uso de máscaras será obligatorio en todos los lugares públicos.

Las autoridades estatales también prohibieron el consumo de alcohol en los bares porque, según el gobernador Ron DeSantis, “promueve el incumplimiento”.

Texas y Florida ponen límites estrictos a bares y revierten reaperturas por el coronavirus

Florida anunció el viernes unos sorprendentes 8.942 nuevos casos de COVID-19, un salto desde el récord previo de 5.511 nuevos contagios del 24 de junio.

En Nueva Jersey, el gobernador Phil Murphy, dijo el lunes que los restaurantes no podrán reanudar el servicio en interiores como estaba planeado para esta semana, debido a la amenaza del virus.

La administración del presidente Donald Trump afirma que solo un 4% de los condados estadounidense han registrado un salto de casos de coronavirus, pero de acuerdo con la agencia AP, más del 20% de la población vive en esos condados.

Arizona, California, la Florida y Texas son los estados que han sufrido el mayor número de casos recientes.

También se espera que Estados Unidos esté en la lista de países cuyos ciudadanos no podrán entrar a la Unión Europea debido al coronavirus. Fuentes diplomáticas dijeron que Brasil, la India y Rusia integrarán también la lista a causa de su elevado número de casos.

“Esto no es un ejercicio de ser agradable u hostil a otros países, sino de responsabilidad”, dijo la canciller española Arancha González Laya, a una radio local.

Los diplomáticos de la Unión Europea dicen que la lista será revisada cada 14 días.

El presidente Trump suspendió la entrada en Estados Unidos de la mayoría de los visitantes europeos en marzo, cuando la pandemia hacía estragos en el viejo continente.

En Canadá, el primer ministro Justin Trudeau dijo que lo peor del coronavirus ha pasado en su país, pero advirtió a los ciudadanos que no bajen la guardia.

Los cruces no esenciales en la frontera entre Estados Unidos y Canadá están prohibidos hasta el 21 de julio, pero no está claro cómo el gobierno canadiense reaccionará si continúa el aumento de casos en su vecino del sur. Voa