Por la segunda fecha del Grupo B de la Copa Oro, en un partido mal jugado, Jamaica le gano en tiempo de descuento a Canadá por 1 a 0. Encuentro para olvidar. Nada rescatable. Algunas aproximaciones con remates que terminaban en las gradas. Ni una jugada clara, salvo el cabezazo a los 92′ para marcar el triunfo de los reggae boyz, que sorpresivamente lideran la zona con 4 puntos al cabo de dos presentaciones.

Jamaica es el típico “equipo chico”; se matan para jugar de igual a igual contra selecciones de primer nivel, pero ante rivales como Canadá bajan el rendimiento de una manera alarmante. A los canadienses les falta crecer un montón. No manejaron los tiempos, defendieron mal y con desorden chocaron contra una defensa Jamaiquina que no supo como jugar a la ley del off side. las faltas (leves) le agregaron torpeza a un partido mal planteado por ambos, en donde el común denominador fue el mal trato que le dieron a la pelota.
En el segundo turno El Salvador salio decidido a sorprender a Costa Rica con un juego dinámico, explotando bien las puntas y poblando el mediocampo para no permitirles a los volantes costarricenses recibir con comodidad. La pelota circuló bien a ras del piso. Honduras estudio los movimientos de Costa Rica y supo meterse rápido con disciplina táctica en el partido.

El segundo tiempo fue más de lo mismo. La afición Costarricense desaprobó la faena de su selecta. El gol de la ventaja parcial puso paños fríos para los dirigidos por Wanchope, mas el empate obtenido por los salvadoreños en tiempo de descuento avivó las asperezas hacia un onceno ( Costa Rica) que llegó como favorito y ahora ve complicada la clasificación. Los Ticos pueden dar más, se ve que son superiores, pero en fútbol a veces las cosas no salen como fueron planeadas. En estas instancias es donde tienen que aparecer los caudillos para tomar el timón y enderezar el barco. En la última fecha tres equipos de este grupo irán por la gloria, el milagro, o el regreso sin pena.