Tres goles de Lionel Messi en 26 minutos desde que entró el campo sellaron el pasaporte de Argentina a cuartos de final durante la victoria de 5-0 sobre Panamá. El 10 de la albiceleste entró en el segundo tiempo y dejó su magia en el Soldier Field de Chicago.

Argentina abrió el marcador al minuto siete. Ángel Di María ejecutó un cobro de falta desde el costado izquierdo y encontró la cabeza de Nicolás Otamendi que venció a Jaime Penedo.

Pese a la desventaja – y la baja de Valentín Pimentel por lesión- los Canaleros no perdieron los papeles. Blas Pérez causaba problemas al tiempo que sus compañeros disputaban a tope todos los balones.

Aníbal Godoy limitaría el accionar de Panamá al salir expulsado al minuto 32. Argentina sufriría la baja de Di María, que salió lesionado el minuto 42.

 

El éxtasi en la tribuna llegó al minuto 61 cuando Messi ingresó en lugar de Augusto Fernández.

Poco tardaría en dejar su huella. Al minuto 68, un mal despeje de Roderik Miller cayó en los pies de “La pulga”, que no tuvo problema en marcar su primer gol en el torneo y hacer el 2-0.

Messi volvería a inflar la red al minuto 78 cuando remató una falta directa. Y no se detendría. A tres minutos del final, el argentino recibió una pelota de Marcos Rojo, gambeteó en el área y castigó a Penedo para completar su tripleta.

Messi participó en el último gol al enviar un pase a Rojo, que cedió a Sergio Agüero, anotador del 5-0 definitivo.