Colombia necesitó de penales para convertirse en el segundo semifinalista de la Copa América Centenario, imponiéndose 4-2 a Perú en los tiros desde el punto fatídico tras firmar un empate sin goles durante el tiempo reglamentario.

McDonald_logo copyMientras los cafeteros acertaron en sus cuatro lanzamientos penales, el meta David Ospina atajó el remate de Miguel Trauco y luego Christian Cueva envió su disparo sobre el travesaño – sellando la dramática clasificación de José Pekerman y compañía.

Ambos equipos mostraron sus intenciones desde el arranque, con Colombia tratando de proponer su fútbol ofensivo y los incaicos esperando atrás para apostar al contragolpe.

A primera vista, la estrategia cafetera era la más efectiva – sobre todo cuando James Rodríguez reventó la base del poste derecho al minuto 21 con un zapatazo de larga distancia.

McDonald food

McDonald food

Con el avance del reloj, sin embargo, Perú empezó a emparejar las acciones y hasta puso en alerta al meta David Ospina en algunas ocasiones.

El guión se repitió en complemento, aunque con el combinado andino atreviéndose más en ataque ante una Colombia que se perdía en los últimos metros.

Afortunadamente para los cafeteros, Ospina estuvo enorme en el arco para evitar un gol cantado de Christian Ramos en los descuentos con una tapada salvadora.

Y en la tanda de penales, el guardameta del Arsenal confirmó su noche inspirada al atajar el lanzamiento de Trauco para convertirse en el héroe colombiano.