Ever Banega, mediocampista del seleccionado argentino, calificó de “vital” el triunfo del conjunto de Martino sobre el de Pizzi por la primera fecha del Grupo D del certamen continental.

«Estoy muy contento con el triunfo, sabíamos que era vital ganar este partido para acomodarnos. Me gustó mucho el equipo, estuvimos bien compactos, sufrimos cuando tuvimos que sufrir e hicimos los goles cuando fue nuestro momento», resumió el jugador de Sevilla de España, autor del segundo tanto «albiceleste».

Banega deseó que esta edición del máximo torneo sudamericano pueda significar el fin de la sequía de títulos para el seleccionado, que no festeja desde la Copa de Ecuador 1993. «Ojalá que se de este año, este es un grupo que viene trabajando hace mucho tiempo y todos queremos una alegría tanto por nosotros como por la gente», contó.

Jugada la primera fecha del Grupo D, Argentina comparte el primer puesto con tres puntos junto a Panamá, que será su próximo rival el viernes desde las 22.30 en la ciudad de Chicago.

La Copa América Centenario cerró este lunes su primera fecha en la fase de grupos y al cabo de la misma el último en jugar, Argentina, fue el primero en revalidar sus dotes de principal candidato al título al derrotar al vigente campeón Chile, con el que perdió la final del año pasado en Santiago, mientras tres grandes estrellas, Lionel Messi, el uruguayo Luis Suárez y el brasileño Neymar miraron todo desde afuera.

También fue exitosa la presentación de los seis entrenadores argentinos que están en la competencia, ya que tres de ellos resultaron victoriosos, dos empataron y solamente uno perdió: justamente Juan Antonio Pizzi ante su compatriota Gerardo Martino.

Antes resultaron victoriosos José Pekerman con el seleccionado colombiano, que en la apertura del certamen venció al local Estados Unidos por 2 a 0, y Ricardo Gareca, porque «su» Perú batió por 1 a 0 a Haití.

Los dos empates en cero fueron para el Paraguay de Ramón Díaz frente a Costa Rica y el Ecuador de Gustavo Quinteros ante Brasil, que llegó a esta Copa América sin la presencia dentro del campo de Neymar, que privilegió, como el técnico Dunga y la dirigencia de su país, los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro que se llevarán a cabo en agosto, con el objetivo de que su selección logre por fin el único título que le falta.

Sin embargo, Neymar no pudo con su genio y se vino hasta los Estados Unidos para apoyar a sus compañeros, como una muestra de sus ganas por haber jugado este certamen, algo que sacrificó en pos de una meta aparentemente más «patriótica».

Lo de Messi y Suárez (junto a Neymar forman el tridente estelar de Barcelona) es mucho más sencillo de explicar, ya que sus ausencias se debieron a sendas lesiones, pero también mucho más difícil de resolver, ya que la recuperación requiere de un tiempo relativamente prolongado para ambos, y ya se perdieron la primera presentación de sus equipos.

Messi no pudo actuar en la victoria sobre Chile por una severa contusión en la parrilla intercostal izquierda y Suárez por un desgarro en el bíceps femoral derecho. Al uruguayo su equipo lo extrañó más que al argentino, pero ambos podrán cruzarse en los cuartos de final, en Boston, los «albicelestes» como primeros del grupo D y la «celeste» como segunda de la zona C, detrás de México.

McD_ADB_GroupFueron los mexicanos quienes dieron el gran golpe de esta primera fecha al vencer por 3 a 1 a Uruguay ante una multitud de aficionados propios, que cruzaron la frontera para afirmar una localía que pretenderá empujarlos hasta la definición del torneo.

Por lo demás, fueron valiosos para sus intenciones de progresar los triunfos de Panamá, próximo rival de Argentina, por 2 a 1 sobre una Bolivia envuelta en la desorganización, y de Venezuela, por 1 a 0 ante Jamaica, que venía de superar amistosamente a Chile por 2 a 1 dejando una imagen de equipo punzante y aguerrido.

La organización del certamen planificó una primera fecha en la que los dos candidatos a clasificarse para los cuartos de final por cada zona se enfrentaron entre sí, y en esos cuatro juegos solamente se registró un empate, ya que en los tres restantes hubo vencedores y vencidos, lo que perfila el recorrido del torneo cuando faltan dos jornadas para culminar la fase de grupos.

La igualdad fue la que plasmaron sin goles Brasil y Ecuador en el Grupo B, mientras que en el A le ganó Colombia a los Estados Unidos, en el C hizo lo propio México con Uruguay y en el D venció Argentina a Chile.
McDonald_logo copy
El primero del Grupo A jugará en cuartos de final con el segundo del B y el primero del B con el segundo del A, mientras que el primero del C enfrentará al segundo del D y el primero del D al segundo del C. Pero para eso falta mucho, nada menos que dos partidos más para cada equipo.

La Copa América Centenario ya está en marcha, con escenarios impecables, buena conducta de los aficionados y una organización que muestra deficiencias típicas de una sociedad no futbolera, pero buena voluntad para solucionarlas. Telam