John Liu, Contralor de la ciudad de Nueva York, escuchando a la comunidad en el Centro Judío de Queens. Foto Javier Castaño

“Estamos aquí para escuchar a la comunidad sobre la forma cómo la ciudad está malgastando el dinero”, dijo el Contralor John Liu en reunión en el Centro Judío de Jackson Heights, Queens. “Queremos escuchar sus quejas y no somos el IRS para auditarlos, porque nuestra responsabilidad es auditar a las agencias de la ciudad de Nueva York”.

Al Centro Judío acudieron más de 250 personas que fueron a quejarse sobre la forma como la ciudad invierte el dinero de los contribuyentes “en obras innecesarias o simplemente desaparece”. Los asistentes criticaron a la Autoridad Metropolitana de Transporte (MTA) por su despilfarro de dinero. Hablaron de dinero destinado a remodelar el aeropuerto Kennedy, el cual desapareció como “por arte de magia”.

“También queremos que el dinero destinado a promover los pequeños negocios llegue a las manos de las minorías”, dijo Alan van Cepelle, Vice Contralor para Asuntos Públicos.

“La ciudad ha comenzado proyectos con la idea de invertir 68 millones y termina gastando 700 millones, algo inaudito”, dijo Liu.

A la reunión también asistieron los concejales demócratas Daniel Droom y Julissa Ferreras. “La presencia del Contralor Liu demuestra que el gobierno funciona y que necesitamos ser accesibles a las quejas de la comunidad”, dijo Dromm.

“Debemos apoyar al Contralor Liu en su empeño por detectar a dónde va a parar el dinero de los contribuyentes”, añadió Ferreras antes de salir en vuelo hacia Washington para atender a una reunión sobre la redistribución de distritos electorales, el próximo asunto que acaparará la atención de Queens.

Javier Castaño