La mayor organización de planificación familiar en Estados Unidos, Planned Parenthood, que está siendo atacada por los republicanos del Congreso, defendió el martes la importancia que tiene para la investigación médica la donación de tejidos de los fetos abortados.

“Planned Parenthood está orgulloso de su pequeña colaboración en la investigación sobre tejidos fetales”, declaró Cecile Richards, presidenta de la organización, ante la comisión de investigación de una Cámara de Representantes dominada por los republicanos.

Planned Parenthood, que opera cerca de 700 centros de salud en Estados Unidos, está desde julio en el centro de una polémica

La polémica que se desató puso a la organización, normalmente vinculada a los demócratas y símbolo de los defensores del aborto, bajo ataque de los conservadores

Todo comenzó cuando un militante antiaborto, David Daleiden, filmó en secreto durante dos años sus reuniones con responsables de la organización. En ellas, se hacía pasar por el encargado de una empresa ficticia que mediaba entre las clínicas de aborto y el mundo de la investigación científica.

Los videos, según él, muestran a los responsables de Planned Parenthood discutiendo la venta de los tejidos y un cambio de protocolo para preservar intactos algunos órganos, lo cual sería ilegal.

Pero la organización denuncia que la edición de los videos ha sido selectiva e insiste que la única conversación sobre dinero que se mantuvo concernía a una reparación por gastos ocasionados (de transporte y administrativos), que sí sería legal.

Los tejidos son utilizados por ejemplo para la investigación de la trisomía o enfermedades infecciosas.

La polémica que se desató puso a la organización, normalmente vinculada a los demócratas y símbolo de los defensores del aborto, bajo ataque de los conservadores.

Ahora los republicanos están decididos a excluir a Planned Parenthood del sistema público de cobertura médica para los más necesitados, Medicaid, cuando la organización depende en 40 por ciento de fondos públicos para funcionar.