Ocho candidatos demócratas a la alcaldía de Nueva York se pusieron los guantes y lanzaron golpes en el primer debate presencia por televisión. El tema del crimen y la recuperación económica dominó la pelea política. Las elecciones primarias son el próximo martes 22 de junio. El tema de inmigración también salió a relucir.

Los primeros en intercambiar golpes fueron dos de los candidatos que van adelante en las encuestas: Eric Adams y Andrew Yang.

Adams acusó a Yang de abandonar la ciudad durante la pandemia. “Ni siquiera ha votado en elecciones municipales y ahora quiere ser alcalde con este récord tan pobre”, dijo Adams. La respuesta de Yang: “El problema es que usted recibe dinero de sus amigos en finca raíz, ha sido investigado por corrupción y quiere hacer lo mismo desde la alcaldía”.

Entonces el candidato Scott Stringer se subió al cuadrilátero político y dijo que “ninguno de ustedes dos debe ser alcalde”.

En estas elecciones primarias se votará por preferencia. Es decir, cada votante podrá elegir cinco candidatos de conformidad a su preferencia. También podrá votar por un solo candidato como es costumbre.

La primera hora del debate fue transmitida por el canal 7 de WABC-TV y en la siguiente hora forzó a los televidentes a buscar otro canal o el Internet para seguir viendo la pelea política por la alcaldía de Nueva York. A las afueras de la estación los seguidores de algunos candidatos realizaron demostraciones.

Porque el crimen en esta ciudad ha subido el 75%, el candidato Adams, ex policía, dijo que quiere restaurar la Unidad Anti Crimen y combatir el ingreso armas de fuego.

Maya Wiley, al igual que los demás candidatos que se identifican como progresistas, están de acuerdo con quitarle fondos al Departamento de Policía. “Tampoco tienen por qué responder a crisis mentales”, dijo Wiley.

Kathryn García, prometió ayudarle a los pequeños negocios y proveer atención a menores para las familias que ganen menos de $75.000 por año. “Observando este escenario, todos creemos que no necesitamos un político como alcalde”, dijo García, quien ha surgido en las encuestas luego del respaldo de los periódicos New York Times y Daily News.

“Este es le momento para traer nuevos trabajos a esta ciudad”, dijo el candidato Shaun Donovan y fue secundado por Ray McGuire.

“Los demás candidatos en este escenario tuvieron la oportunidad de progresar esta ciudad en los últimos ocho años y yo sí dejaré Nueva York en una mejor posición”, dijo Donovan.

McGuire dijo ante las cámaras que “soy el cambio por el cual ustedes pueden votar y creer”.

Stringer prometió colocar dos profesores por clase en las escuelas públicas y García dijo que limitará las llamadas escuelas charter.  “Usted sigue siendo un republicano”, dijo Stringer mirando a Yang, quien era de ese partido político.

Yang quiere contratar 10 mil tutores para compensar el retraso en la educación causado por la pandemia. Stringer también acusó a Wiley de favorecer a la policía cuando era presidenta del Civilian Complaint Review Board.

Aunque el tema de la reforma de inmigración es un asunto federal, todos los candidatos se comprometieron a respetar que Nueva York siga siendo una ciudad santuario.

El escenario del primer debate en televisión de los candidatos demócratas a la alcaldía de Nueva York 2021.

“Tenemos que invertir en nuestras familias sin importar su documentación, dijo García. El candidato McGuire dijo que “los inmigrantes deber ser tratados con dignidad porque se han sacrificado por nuestra ciudad”. Yang, de origen taiwanés, añadió que respeta a “cualquier persona que venga a esta nación a superarse”.

Dianne Morales, progresista y cuya campaña ha sido empañada por rivalidades internas, dijo que “los inmigrantes merecen nuestro apoyo”.