César Chávez, líder campesino y sindical en los Estados Unidos.

En medio de la pandemia y manifestaciones por el racismo, los hispanos de Estados Unidos lograron una importante victoria al aprobarse en la Cámara de Representantes, con el apoyo de demócratas y republicanos, una ley para la creación de un Museo Nacional Latinoestadounidense.

Walt Disney, creador del mágico mundo de Disney, el guitarrista Carlos Santana, el actor y empresario, Desi Arnaz, el sindicalista, Cesar Chávez, los peloteros Roberto Clemente y Denis Martínez, son sólo algunos de los hispanos parte de la historia estadounidense. Sin contar a los miles que han servido y muerto en el ejército, la policía, los bomberos y hospitales. Finalmente se aprobó una ley para crear el Museo Nacional Latino-estadounidense.

“Los latinos han estado contribuyendo, moldeando y defendiendo nuestra nación desde antes de su fundación, pero sus indispensables historias de historia estadounidense han estado predominantemente ausentes de nuestros magníficos museos en nuestra Alameda Nacional”, dijo Danny Vargas, director de la junta directiva de Friends, una organización de líderes hispanos que ha promovido durante 25 años la creación de una institución que refleje los aportes latinos.

“Más que nunca, cada estadounidense se beneficiaría de un reflejo más completo de la historia de nuestra gran nación y de todas las comunidades que se han sacrificado para construirla”, agregó Vargas. “Ahora estamos al borde de consagrar una institución duradera que llenará las páginas faltantes de nuestros textos de historia e inspirará a incontables generaciones futuras”.

La Ley del Museo Nacional Latino Estadounidense fue aprobada en la Cámara de Representantes con 295 votos de ambos partidos, luego de ser promovida por legisladores como los demócratas José Serrano y Tony Cárdenas, de Nueva York y California respectivamente, y los republicanos Will Hurd de Texas, y la ahora retirada Ileana Ros-Lehtinen, de la Florida. El museo sería construido en la Alameda Nacional (National Mall), junto a los grandes museos de la capital estadounidense.

“El voto de hoy es un paso monumental para nuestra campaña y nuestra comunidad, dijo la excongresista y ex miembro de Friends, Ros-Lehtinen.  “Yo me enorgullecí de presentar la legislación original para un museo como miembro del Congreso, y estoy muy emocionada de ver que mis amigos y colegas en la Cámara de Representantes han traído esa visión más cerca de convertirse en una realidad”.

La idea de un museo latino fue inicialmente propuesta en un reporte del Museo Smithsonian de 1994, titulado “Negligencia Voluntaria”. Desde entonces sólo se aprobó una ley en el 2008 para estudiar la viabilidad de tal museo. Tomó otros 12 años para que se aprobara una ley para la construcción del museo.

El reporte de 1994, afirma que los latinos son el grupo étnico menos representado en todos sus museos.

“Este museo tomará un importante paso para corregir las disparidades subrayadas en ese reporte y establecerá un museo dedicado a representar la historia de los latinoestadounidenses”, afirmó la organización Friends, en un comunicado.

El siguiente paso, será la batalla en el Senado de Estados Unidos, donde Friends asegura que el proyecto ya tiene patrocinadores. 29 senadores, para ser exactos.

“El voto de hoy marca un importante momento de progreso en el reconocimiento de las contribuciones latinas a la historia, herencia y cultura de Estados Unidos”, dijo Henry Muñoz III director de la Comisión Congresional Bipartidista para la creación del museo latino estadounidense.

“Tal como escribimos en nuestro reporte al Congreso hace casi 10 años, la Alameda Nacional, más que ningún otro lugar público en nuestro país, cuenta la historia de Estados Unidos, y sin embargo esa historia no está completa. Hoy tomamos un paso al frente al enviar esta ley al Senado para iluminar la historia estadounidense para todos, en un momento en que la comprensión cultura es más importante que nunca para nuestro país”, concluyó Muñoz. Voa