Sheldon Silver, líder de la asamblea del estado de Nueva York, fue hallado culpable de siete cargos de corrupción y enfrenta 130 años de prisión. Silver, de 71 años, se encuentra libre bajo fianza después de haber sido uno de los políticos más poderosos de este estado.

Es un triunfo del fiscal Preet Bharara, quien calificó a los políticos de Albany como “una caldera de corrupción”. La juez Valerie Caproni determinará una fechas para que Silver se entregue y escuche la sentencia. Silver representaba la zona del Lower East Side de Manhattan.

El jurado, integrado por cuatro hombres y ocho mujeres, deliberó durante 21 días. Un miembro del jurado, Arlee Phillips, se opuso al consentimiento de los otros jurados, pero finalmente decidió declarar culpable a Silver debido a la forma como trató de ocultar todos sus ingresos.

Silver recibió casi 5 millones de dólares en pago por favores políticos y contratos ilegales. En una ocasión, Silver le otorgó medio millón de dólares a la unidad investigativa de mesotelioma de Columbia University, que se especializa en enfermedades ocasionadas por el asbesto. El doctor Robert Taub, encargado de esa investigación, le dio a Silver los contactos de las personas con esa enfermedad. Entonces Silver le llevó esa lista a la firma de abogados Weitz & Luxenberg para que buscara clientes. Silver recibió 3 millones de dólares por esa lista.

En otra ocasión, Silver condujo a las empresas de construcción Glenwood Management y Witkoff Group para que usaran la firma de abogados Goldberg & Iryami en litigios de impuestos con la ciudad. Silver entonces recibió $700,000 por la conexión.

El nombre de Silver fue retirado de su oficina en Albany y el legislador dijo que “en este momento estoy desilusionado”. Su abogado, Steven Molo, dijo que apelará la decisión del jurado de manera “vigorosa”.

El sucesor de Silver en el liderazgo de la asamblea, el demócrata Carl Heastie, dijo que “ya comenzamos la limpieza en Albany”.

El gobernador del estado de Nueva York, Andrew Cuomo, dijo que es necesario reformar el sistema legislativo en Albany, sin tolerancia para quienes violen la confianza del público. “La justicia ha llegado. La corrupción se ha puesto al descubierto, hemos investigado y acusado y el jurado ha llegado a un fallo”, dijo el gobernador Cuomo.

El alcalde de la ciudad de Nueva York, Bill de Blasio, quien defendió a Silver cuando fue acusado a comienzos de este año, cambió de tono al afirmar que “la gente de Nueva York merecen algo mejor”.

El líder de la mayoría en el senado estatal, también en Albany, el demócrata Dean Skelos, también está siendo investigado por corrupción y se negó a comentar sobre el fallo de Silver. “Estoy con mis abogados concentrado en mi caso y estoy seguro que seré absuelto”, dijo Skelos.