Estados Unidos está reforzando la frontera con México y fortaleciendo sus programas en contra de los indocumentados. Foto Javier Castaño

Para prevenir la ‘invasión de ilegales”, el estado de Arizona demandó al gobierno federal. ¿La razón? La Migra es incapaz de controlar la frontera y ese estado quiere parar a los inmigrantes antes de que pongan un pie en territorio estadounidense.

El gobierno federal demandó en las cortes al estado de Arizona por querer implementar leyes antiinmigrantes, como poder parar a la gente en la calle para pedirle documentos. La gobernadora de Arizona, Jan Brewer, dijo que la demanda del gobierno también es ilegal porque se hizo con dinero de ciudadanos privados.

“Nuestro problema principal es la seguridad y el bienestar de nuestros ciudadanos. El gobierno federal debe hacer su trabajo”, dijo la gobernadora Brewer.

La demanda del estado de Arizona, además de argumentar que el gobierno federal no hace su trabajo y por eso se “meten los indocumentados”, plantea que están violando la enmienda 10 de la Constitución, la cual dice que los ciudadanos de los estados pueden asumir los poderes federales.

“El gobierno ha fallado en su obligación de proteger a los ciudadanos de Arizona de las actividades criminales asociadas a los ilegales. En el último año el gobierno federal ha colocado avisos, 80 millas adentro de la frontera y 30 millas al sur de Phoenix, alertando a la gente para que se aleje del área”, argumenta la demanda.

El gobierno federal dice que el crimen en la frontera ha mermado y que la demanda “no tiene mérito y no afecta la seguridad”.

Matt Chandler, vocero del Departamento de Seguridad Nacional, dijo que este tipo de acciones en la corte “ignoran las estadísticas, no mejoran la seguridad y desconoce el trabajo que están haciendo los agentes de inmigración en coordinación con los gobiernos locales y otras agencias del gobierno”.

El Congreso quiere ‘Verificar’…

Además de la demanda del estado de Arizona, el Congreso en Washington, ahora bajo el control de la mayoría republicana, quiere extender a todo el territorio nacional el uso del sistema ‘E-Verify’.

Este mecanismo hace casi imposible la contratación de indocumentados. El E-Verify es un sistema que permite el cruce de información entre el Departamento de Inmigración (ICE), el Departamento de Seguridad Nacional y la Administración del Seguro Social.

“El empleo se ha mantenido por encima del 9% en los últimos 21 meses y las familias está preocupadas”, dijo Lamar Smith, representante de Texas.

En la ciudad de Nueva York y en el resto del país también se está implementando el programa de Comunidades Seguras, que permite tomar huellas digitales de los sospechosos de crímenes y comenzar a deportarlos en caso de que sean indocumentados.

Desde que el presidente Obama tomó posesión, los Estados Unidos ha deportado más indocumentados que en cualquier época.