En la Biblioteca Pública de Flushing, Bitta Mostofi y Mayra Aldás-Deckert. Fotos Javier Castaño

“Con este encuentro buscamos entender e informarnos sobre la mejor forma de ayudar a los inmigrantes de esta ciudad y buscar mayores recursos para obtener computadores y apoyar el Censo 2020”, así se expresó Dennis M. Walcott, presidente y CEO de la Biblioteca Pública de Queens.

Dennis M. Walcott.

El evento fue organizado por el Center for an Urban Future y Charles H. Revson Foundation. Asistieron directoras de las bibliotecas públicas de este condado, activistas y representantes de organizaciones comunitarias que defienden a los inmigrantes.

“Las bibliotecas son un gran socio de la ciudad de Nueva York porque informan a los indocumentados en un momento de intimidación como el actual”, dijo Bitta Mostofi, comisionada de la Oficina del Alcalde para Asuntos de Inmigrantes (MOIA). La comisionada Mostofi también habló de la importancia de que los inmigrantes se vuelvan ciudadanos y que se informen sobre el Censo 2020.

“Las bibliotecas son importantes para todos los inmigrantes y estamos aquí para estudiar la mejor forma de mejorar los servicios”, dijo Jonathan Bowles, director ejecutivo del Center for an Urban Future.

Mayra Aldás-Deckert, directora de participación comunitaria de la Coalición de Inmigración de Nueva York (NYIC), se refirió así a la pregunta de ciudadanía en el Censo 2020: “A los inmigrantes les hemos dicho que no abran la puerta porque pueden ser agentes de ICE y ahora les estamos insistiendo que abran la puerta porque son los representantes del Censo. Es una situación compleja”.

La decisión si el formulario del Censo 2020 llevará la pregunta de ciudadanía la tomará la Corte Suprema al final del mes de junio. “Es posible que el formulario lleve la pregunta de ciudadanía y es mejor contestarla porque la persona puede enfrentar problemas legales”, añadió Mostofi. “La mejor manera de combatir es participando en el Censo 2020 y hay leyes federales que protegen los datos personales de los inmigrantes”.

Activistas y líderes comunitarios que participaron en este encuentro por las bibliotecas y los inmigrantes en Nueva York. Foto Javier Castaño

Entre el público habían bibliotecólogos y representantes de organizaciones comunitaras. Foto Javier Castaño

Luba Cortés, coordinadora de la defensa de inmigrantes de Make the Road New York, dijo que “las bibliotecas son un santuario para los inmigrantes”. Yanki Tshering, directora ejecutiva del Centro de Negocios para Nuevos Americanos, dijo que las bibliotecas de Queens “necesitan más dinero para abrir más horas y ofrecerle capacitación a tanto inmigrante desempleado”.

El moderador del encuentro fue Eli Dvorkin, director de política del Center for an Urban Future. Tara Lannen-Stanon, directora de Aprendizaje de Adultos de la Biblioteca Pública de Queens, y Eva Raison, directora del servicio de acercamiento a la comunidad de la Biblioteca Pública de Brooklyn, hablaron de aumentar los servicios en las bibliotecas, seguir con las clases de inglés como segundo idioma y conectar mejor con las organizaciones comunitarias.

Javier Castaño