por Marcela Álvarez

Cincuenta años no es nada, mucho menos cuando se trata de servir a los demás. Y ese precisamente ha sido el mantra que ha guiado a la Biblioteca Central de Queens desde su creación en 1926: brindar servicio a la comunidad, de manera gratuita, siete días a la semana.

Para celebrar este medio siglo de servicio, el 20 de abril la entidad realizó una ceremonia abierta (con snacks y pastel incluido) en la sede central de Merrick Boulevard, en Jamaica. Asistieron su presidente y director general, Dennis M. Walcott, Melinda Katz, presidenta del Condado de Queens, Letitia James, Defensora Pública de NYC, los senadores estatales Leroy Comrie y Alicea Hindman, entre otros invitados.

El evento, al que asistió numeroso público, sirvió también para subirle el telón a los diversos trabajos de remodelación hechos en el piso principal del edificio. Uno de los lugares para destacar es el nuevo y acogedor Café Central, ubicado a mano derecha, con vista al boulevard.  También se destacan el centro de medios (con una gran colección de textos y audios para aprender a tocar música) y el salón de computadoras, que incluye Internet gratis para todos.

La comunidad celebrando los 50 años de la Biblioteca de Queens.

La comunidad celebrando los 50 años de la Biblioteca de Queens.

“Las librerías públicas son la piedra angular de nuestras comunidades porque ofrecen espacios seguros y de enseñanza para que niños y adultos puedan salir adelante y triunfar”, dijo la Defensora Pública James, quien recordó sus años de estudiante en Brooklyn.

Para la presidenta Katz, las bibliotecas han ocupado siempre un lugar especial en su vida: “De niña iba a la de Forest Hills, ahí aprendí el valor de la lectura y los libros”.

Consultada sobre las nuevas tecnologías y la amenaza que podrían representar en la lectura, Karz dijo que “a pesar de todo, las bibliotecas siempre serán necesarias y depende de los padres, no solo de los maestros, que alienten a sus hijos sobre el valor de la educación, de leer, de ser siempre curiosos”.

La demócrata mencionó el trabajo de su administración que, junto al concejal I. Daneek Miller y el senador Leroy Comrie, ha destinado cerca de 25 millones de dólares en pro de las librerías del área.

Walcott, ex canciller de educación en la administración Bloomberg y quien asumió su cargo al frente de la Biblioteca de Queens el pasado 14 de marzo, también habló de su conexión personal con la entidad: “Soy de Queens y recuerdo que de niño iba siempre a la biblioteca pública cerca de mi casa”.

Walcott instaló su cubículo en el primer piso, a mano izquierda de la entrada principal, a la vista de todos y así vincularse con los usuarios. A diferencia de su predecesor, hay libre acceso para acercarse y hablar con él.

Terminada la ceremonia, todos pasaron a degustar los tres pasteles traídos para la ocasión al tiempo que brindaron por los próximos 50 años de la entidad.
Para más información sobre Queens Library y sus numersos programas, visite queenslibrary.org o llame al 718-990-0700.
Las instalaciones de la Biblioteca Central de Queens son modernas y espaciosas.

Las instalaciones de la Biblioteca Central de Queens son modernas y espaciosas.

UN POCO DE HISTORIA
De 1926 a 1966, la Biblioteca Central de Queens ocupó un edificio en Parsons Boulevard que luego dio paso a la  Corte de Familia. Cuando en 1966 la biblioteca inauguró el actual inmueble sobre Merrick, se constituyó en la biblioteca más grande de la ciudad.  Esta biblioteca es una corporación independiente, sin ánimo de lucro y no está afiliada a otra biblioteca, atiende a cerca de 2.3 millones de usuarios al año y presume de tener uno de los más altos índices de circulación en el país. Como dice su consigna: Una biblioteca enriquece nuestras vidas.