Adriana Aquino le pinta la carita a Catalina Martínez en le biblioteca de Corona, Queens. Foto Javier Castaño

Decenas de padres acudieron este sábado a la biblioteca pública de Corona con sus hijos para jugar, aprender y crecer juntos. Los políticos del área no se pusieron de acuerdo para llegar juntos. “Hacemos esta actividad para dar a conocer nuestros programas y fortalecer los hogares”, dijo Vilma Daza, gerente de esta biblioteca que busca fondos para expandirse y ofrecer mejores servicios a los latinos, la comunidad que más utiliza esta institución.

La primera en llegar fue la asambleísta Catalina Cruz, quien dijo estar orgullosa de compartir con familias inmigrantes y prometió ayudar a conseguir más fondos. Luego Llegó el concejal Francisco Moya, quien también prometió buscar más fondos para apoyar a la biblioteca.

La asambleísta Catalina Cruz sostiene a una de las niñas en la actividad familiar. Foto cortesía

Y luego llegó la senadora estatal Jessica Ramos con sus dos hijos Benjamín y Tomás. Dijo que la biblioteca de Corona significa mucho en su vida y que “es importante estimular la lectura en los niños, además de sus raíces”.

A este evento familiar acudieron varias organizaciones como  el centro comunitario de recursos Together We Can, la clínica Plaza del Sol, Elmhurst Community Partnership, Federación Hispana, Valance College Pre que busca alumnos de quinto grado, la empresa de seguros médicos WellCare, la clínica de venas Mark Medical Care y Healthcare Education Project, además de Protector, una organización que resalta a las personas que cruzan la línea para salvar a otras.

“Son historias de protectores en todo el mundo y estamos aquí en Nueva York desde el 2016”, dijo Niceli Portugal, la encargada de Protector en esta ciudad.

Gianina Enriquez, especialista en aprendizaje temprano, estuvo en la actividad cantando y bailando con los niños y sus madres.

La senadora estatal Jessica Ramos, al centro, de negro, compartiendo con los niños. Foto Javier Castaño

Niceli Portugal, de trenzas, hablando sobre la iniciativa Protector. Foto Javier Castaño

Alejandra Bello estuvo muy atenta cuando Adriana Aquino le pintaba la cara a su hija Catalina Martínez de 3 años. “Yo recibo clases de inglés en esta biblioteca y por eso me enteré de esta actividad en donde se aprende mucho”, dijo Bello.

Richie Fabián, de 12 años y residente de Corona, estaba haciendo sus tareas en uno de los computadores de la biblioteca. “Siempre vengo a imprimir mis trabajos y me gustan los programas de esta biblioteca”, dijo Fabián mientras ponía sus dedos sobre el teclado.

Al fondo, el concejal Francisco Moya hablando sobre los servicios que ofrece su oficina. Foto Javier Castaño

Yamile Peña, del grupo Amigas de la Biblioteca de Corona, también estuvo en la actividad distribuyendo información y orientando a las madres y sus hijos.

Javier Castaño