Cristiano Ronaldo, a la derecha, no está contento con esta portada.

A Cristiano Ronaldo no le gusta compartir la portada de las revistas con otro hombre. La estrella de Portugal y atracción del Mundial de Fútbol 2010 dijo que está contemplando la posibilidad de demandar a la revista Vanity Fair por colocar a su lado al jugador negro Didier Drogba. La foto de Ronaldo fue tomada en España, mientras que la de Drogba se tomó en Italia.
Esta es una práctica común en el mundo de las revistas, además de la alteración o corrección de las imágenes con el Photoshop. Ronaldo dice que le disgusta que su imagen esté siendo usada para promocionar la revista a nivel mundial. Sin embargo, parece que su disgusto se debe a que está compartiendo la portada con otro jugador de fútbol y nunca han posado juntos.
La revista Vanity Fair ha guardado silencio y algunos analistas le han recomendado a Ronaldo que no se crea un divo, que él no es una estrella de cine o el hombre que nos sacará de la crisis económica mundial. Es simplemente un excelente jugador de fútbol con un cuerpo escultural.
Los representantes de Ronaldo siempre han controlado su imagen y la forma como se destacan sus fotos en las portadas de las publicaciones. Gooooool.