Siguen las confrontaciones entre el gobierno quienes cambiar la estructura de poder en Libia. Los países miembros de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) comenzaron en Bruselas, este jueves 10 de marzo de 2011, dos días de conversaciones sobre la situación en Libia.

Los miembros de la Alianza Atlántica discutirán la posibilidad de imponer una zona de exclusión aérea para detener los ataques aéreos de las fuerzas de Moammar Gadhafi.

El secretario de Defensa de Estados Unidos, Robert Gates, asiste a las conversaciones en Bruselas.

A la misma vez, un influyente funcionario estadounidense dice que Gates informará a los ministros sobre los preparativos de Estados Unidos para operaciones de respuesta de emergencia y asistencia humanitaria en Libia.

Los ministros de la Unión Europea también están reunidos en Bruselas para discutir sobre la situación en Libia.

En tanto, el vice ministro de Relaciones Exteriores libio, Mohamed Tahir Siala, se encuentra en Atenas este mismo jueves, en representación del lider libio Moammar Gadhafi, discutiendo la crisis libia con su homólogo griego, Dimitris Dollis, en anticipación a la reunión de la Unión Europea.

La cancillería griega dijo que la reunión en Atenas fue aprobada por la jefa de Política Exterior de la Unión Europea, Catherine Ashton.

DENUNCIAS DE TORTURA

El relator de Naciones Unidas para la Tortura, Juan Méndez, informó haber recibido denuncias de abusos que incluyen torturas, detenciones arbitrarias y ejecuciones extrajudiciales en Libia desde que el mes pasado comenzaron las revueltas en ese país.

Aunque dijo que no está autorizado a revelar el contenido de las denuncias hasta que no hayan concluido las investigaciones, el relator precisó que ninguna de ellas inculpa a los rebeldes, y que hasta ahora sólo apuntan a torturas perpetradas por el régimen de Moammar Gadhafi.

Según Méndez, las denuncias se refieren mayormente a presuntas ejecuciones de pacientes extraídos de hospitales, matanzas de manifestantes, y otros atropellos cometidos con empleo de fuerza desproporcionada.

En las investigaciones llevadas a cabo por un equipo de expertos independientes colaborará el relator especial de la ONU sobre matanzas extrajudiciales, Christof Heyns.

Méndez dijo que los investigadores pedirán informaciones al gobierno de Gadhafi y que, si las respuestas son inadecuadas, remitirán las denuncias al Consejo de Derechos Humanos de la ONU, con sede en Ginebra.

De forma paralela, la Corte Penal Internacional lleva a cabo una pesquisa sobre Gadhafi y sus colaboradores más cercanos, incluso algunos de sus hijos, por posibles crímenes de lesa humanidad cometidos contra manifestantes antigubernamentales.

Ha habido denuncias de la Federación Internacional de sociedades de la Cruz Roja y la Media Luna Roja, de que algunos de los refugiados y trabajadores extranjeros que huyeron de Libia dijeron haber visto a soldados de Gadhafi emplear ambulancias, entrar a hospitales en Trípoli y sacar a pacientes para ejecutarlos en otros lugares.

Voa