Medios identifican al atacante como Omar Saddiqui Mateen, de ascendencia afgana y con algún tipo de experiencia militar.

Un hombre armado abrió fuego con un rifle de asalto y una pistola en un club gay en Orlando, Florida, dejando más de 50 muertos y 53 heridos, según informaron las autoridades.

Originalmente se había hablado de unos 20 muertos, pero una vez ha sido asegurado el establecimiento y revisado más minuciosamente, el número de víctimas ha sido actualizado.

El atacante —que según reportan varios medios ha sido identificado como Omar Saddiqui Mateen— fue abatido por la policía cuando un equipo de SWAT entró al establecimiento a eso de las 5:00 de la mañana.

El legislador por Nueva York, Peter King, dijo a CNN que Mateen tenía algún tipo de entrenamiento militar y era originario de Afganistán. El periódico The Washington Post, en cambio, dice que su familia es originaria de Afganistán, pero Mateen era nacido en Estados Unidos.

El FBI no ha querido confirmar oficialmente la identidad del atacante todavía.

Los hechos se iniciaron poco antes de las 2:00 de la mañana cuando el club Pulse estaba a punto de cerrar y los clientes tomaban la última ronda de bebidas.

De acuerdo a la policía, el atacante llevaba algún tipo de “objeto sospechoso”, fue confrontado por un policía, intercambiaron disparos y el hombre entró al club y tomó rehenes.

Testigos dijeron que todavía quedaban unas 100 personas dentro del establecimiento cuando comenzó el tiroteo.

Las autoridades aseguraron que la matanza está siendo investigada como un acto de terrorismo aunque no se sabe si es de carácter doméstico o terrorismo internacional.

Un portavoz del FBI dijo que se investiga si hay nexos con el terrorismo islámico.

El presidente Barack Obama fue informado de la masacre en Orlando por su asesora de Seguridad Nacional, Lisa Mónaco.

“Nuestras pensamientos y oraciones van a las familias y los seres queridos de las víctimas”, dijo el presidente en un comunicado.

De acuerdo a la Casa Blanca, el presidente pidió que le esté informado sobre los avances de la investigación y pidió al FBI que ayude a las autoridades de Orlando ha reunir más información.

El sábado miles de personas LGTB (lesbianas, gay, transgénero y bisexuales) marcharon en todo el mundo celebrando el Mes del Orgullo Gay. Voa

Sospechoso era seguidor de ISIS

El presunto asesino, de 29 años, trabajaba como guardia de seguridad privado y según algunos miembros de la policía, era conocido del FBI, como sospechoso de ser simpatizante de ISIS.

El padre del sospechoso de perpetrar la matanza en Orlando y que murió al enfrentarse con la policía descartó motivos religiosos y aseguró que se trata de homofobia.

“Esto no tiene nada que ver con la religión”, dijo Mir Saddiqui, padre de Omar Mateen, a quien se ha identificado extraoficialmente como el autor de la masacre.

Sadiqqi aseguró que su hijo mostró disgusto hace dos meses cuando vio a dos hombres besándose en Miami, durante una visita.

“Estamos pidiendo disculpas por el incidente. No éramos conscientes de que estuviese planteando ningún tipo de acción. Estamos en estado de shock al igual que todo el país”, dijo el padre.

Su exesposa lo describió también como un hombre violento e mentalmente inestable que la golpeaba con frecuencia mientras estuvieron casados. Se divorció de él en 2011.

El presunto asesino, de 29 años, trabajaba como guardia de seguridad privado y según algunos miembros de la policía, era conocido del FBI, como sospechoso de ser simpatizante de ISIS.

Su familia es de Afganistán pero Omar Mateen nació en Brooklyn, Nueva York.

Vívía en Fort Pierce, una ciudad costera situada a unos 175 kilómetros al sur de Orlando. El sujeto presuntamente alquiló un auto para manejar desde allí hasta Orlando y realizar el atentado. Voa

En la madrugada del domingo, varios hombres ayudan a un herido de la discoteca gay Pulse Orlando.

En la madrugada del domingo, varios hombres ayudan a un herido de la discoteca gay Pulse Orlando.

Presidente Obama dice que fue un ataque terrorista

El mandatario aseguró que el FBI investiga si se trata de un acto de terrorismo y que no escatimará esfuerzos para determinar si el atacante tenía relaciones con grupos terroristas.

El presidente Barack Obama dijo que la matanza en Orlando es una “acto de terrorismo” y un “acto de odio’.

Obama habló en la Casa Blanca luego de que unas 50 personas fueran a asesinadas a tiros en un club nocturno en Florida.

Las autoridades dijeron que otras 53 personas estaban hospitalizadas.

“Lo que está claro es que él estaba lleno de intolerancia”, dijo Obama al referirse sobre el atacante.

El mandatario aseguró que el FBI investiga si se trata de un acto de terrorismo y que no escatimará esfuerzos para determinar si el atacante tenía relaciones con grupos terroristas.

Obama dijo que este “es un día muy triste” para las comunidad LGTB y un recordatorio de que un ataque contra cualquier estadounidense “es un ataque contra todos nosotros”.

“Oremos por las víctimas y sus familias. Que Dios le les de la fortaleza para sobrellevar lo sucedido”, agregó Obama desde la Sala James S. Brady, nombrada en honor al ex secretario de prensa que fuera baleado en un atentado fallido contra el presidente Ronald Reagan.

El presidente luego ordenó poner las banderas de la Casa Blanca y de todas las oficinas e instalaciones militares del gobierno a media asta en señal de duelo nacional. Voa