Desde la izquierda, América Ferrera, Lin-Manuel Miranda y Alicia Keys en la frontera

La actriz América Ferrera lideró a un pequeño grupo de artistas que recorrieron distintos refugios de migrantes en la ciudad mexicana de Tijuana, al otro lado de San Diego.

Vestidas con ropa casual y maquillaje discreto, o ninguno, hablaron con abogados migratorios y administradores de albergues. Dibujaron junto a los niños y escucharon los desgarradores relatos de sus recorridos a través de México con la esperanza de iniciar una nueva vida en Estados Unidos.

Esas aspiraciones se han vuelto más complicadas en los últimos meses, ya que los agentes fronterizos estadounidenses procesan tan solo un puñado de solicitudes de asilo al día. La mayoría de los refugios solo pueden recibir a unas cuantas docenas de migrantes, pero son miles los centroamericanos que han atravesado México para escapar de la violencia y la pobreza.

Las detenciones de la Patrulla Fronteriza se encuentran en su cifra más alta en una década. “Las personas llegan a la frontera y creen que ese es el fin del trayecto, pero es apenas el comienzo”, dijo Jessica Morales Rocketto, quien creció en California y viajaba frecuentemente a Tijuana a consultas con el dentista de la familia. Morales Rocketto encabeza el grupo activista sin fines de lucro Families Belong Together (Las Familias Deben Estar Juntas), que organizó el viaje.

La visita de los artistas tenía la intención de inspirar y educar a las actrices, narradores y otros personajes influyentes a fin de involucrarse de mejor manera en un tema que les concierne, señaló Ferrera.

A través de una publicación en Instagram, la actriz puertorriqueña Roselyn Sánchez describió la experiencia como “surrealista” y “aleccionadora”.

“Es deprimente y a la vez maravilloso ver la fortaleza de estas guerreras que contra viento y marea caminan por meses para el bienestar suyo y de sus hijos. Ya quisiera yo tener esa mente y cuerpo de gigante”, escribió.

La actriz Kerry Washington llegó a la conclusión en Instagram que Families Belong Together realiza el trabajo de “Dios” y pidió donativos para la organización.

Muchos de estos migrantes provienen de Honduras, como los padres de Ferrera.

“Me es fácil ver a estos seres humanos y verme a mí misma. Esto bien pudo haber sido mi realidad en esta vida,” concluyó Ferreras. Voa