La decisión en Califormia afectará al resto de los estados. Foto Javier Castaño

Un juez federal anuló la prohibición del matrimonio entre personas del mismo sexo en California.

La largamente esperada decisión del juez Vaughn Walker tiene lugar casi dos años después que los votantes del estado aprobaron una controversial medida conocida como Proposition 8, la cual define al matrimonio como la unión entre un hombre y una mujer.

Los californianos aprobaron por estrecho margen la Proposición 8 en noviembre del 2008, seis meses después de que la Corte Suprema del estado legalizara los matrimonios entre personas del mismo sexo.

Los defensores de los derechos de los homosexuales se dedicaron a buscar la anulación de la prohibición argumentando que la misma violaba el principio establecido en la Constitución de protección igualitaria bajo la ley.

A pesar de la decisión, el juez Walker dijo que postergará su orden al menos un día más, cuando una corte federal realice una audiencia sobre si la suspensión debe ser extendida mientras los que apoyan la proposición 8 apelan el dictamen.

Expertos legales opinan que el caso de California podría llevar a que la Corte Suprema de Justicia decida si es constitucional tratar las uniones entre personas del mismo sexo de una manera distinta de las de un hombre y una mujer.

La voz de América