El gobernador Andrew Cuomo en Albany, capital del estado de Nueva York.

“El manejo del presupuesto es insostenible y tenemos que cambiarlo”, dijo Andrew Cuomo, nuevo gobernador del estado de Nueva York. “Y esto no tiene nada que ver con las uniones, sino que el dinero no alcanza y tenemos que revisarlo todo”. Cuomo se apoyó en imágenes para enfatizar su punto de vista sobre la crisis económica y el plan de rescate.

Algunos analistas dijeron que su discurso no fue tan político sino corporativo. Es decir, está enfocado en ahorrar dinero y cambiar el sistema como se balancea el presupuesto del estado cada año. “La fórmula de simplemente recortar el presupuesto tiene que cambiar porque no está funcionando. Nos tenemos que enfocar en la creación de nuevos empleos, incentivar a los pequeños negocios y reducir las agencias del estado”.

Su discurso fue progresista y renovador, con un enfoque que fundamenta el cambio en las bases, en la comunidad y no en los directivos, en la cúpula. Coumo también dijo que el estado de Nueva York tiene que volver a ser competitivo, progresista y añadió que promoverá la excelencia por encima del “favoritismo”.

El déficit presupuestal del estado de Nueva York asciende a 10,000 millones de dólares. Por eso Cuomo planea recortar las 68 agencias del estado en 20 por ciento, ya sea eliminándolas o consolidándolas.

Cuomo también atacó a los políticos corruptos y dijo que es necesario implementar cambios en la ética de los legisladores. “Tenemos que restaurar la credibilidad y acabar con la corrupción”, dijo Cuomo.

El tema de inmigración no estuvo en su discurso, aunque dijo que va a reducir los programas de Medicaid y “nuestro sistema de educación universitaria es muy costoso y copo eficiente y por esos debe ser reformado”.

No sólo la inmigración estuvo ausente en su discurso del estado de Nueva York, tampoco habló de cómo va a ayudar a los más pobres y al ejército de personas que han perdido sus trabajos.

Andrew Cuomo es el hijo del exgobernador Mario Cuomo y llegó al poder después de la renuncia del Eliot Spitzer por patrocinar la prostitución, quien además fue reemplazado por David Paterson, ciego.

Cuomo dijo que congelará el impuesto a la propiedad y reducirá los impuestos de los residentes del estado de Nueva York.