36 organizaciones de pacientes, consumidores y médicos urgen al gobernador a firmar la ley que prohíbe aumentar el costo de bolsillo de los medicamentos recetados en el año contractual

Grupos de médicos y asociaciones contra el cáncer, la diabetes y enfermedades cardíacas, renales y pulmonares se unen a AARP y piden que se proteja a los asegurados contra aumentos a mitad del contrato

Un amplio espectro de organizaciones representantes de pacientes, consumidores y médicos está exhortando al gobernador Andrew Cuomo a aprobar un proyecto de ley que protegería a las personas con seguro de salud contra los aumentos del costo de bolsillo de los medicamentos recetados durante el año del contrato.

Los 36 grupos enviaron una carta al gobernador en la que le piden que sancione la ley S2849A/A2969A.

El proyecto de ley, que fue aprobado por la legislatura estatal con el apoyo de ambos partidos, prohíbe a los planes de seguro médico hacer cambios a las listas de medicamentos recetados cubiertos por el plan durante el año contractual y requiere la notificación de los cambios planeados en dichas listas para el año contractual venidero.

«Los pacientes podrían tener que elegir entre pagar más dinero de su propio bolsillo o cambiar a otro fármaco, que probablemente sea menos eficaz», indica la carta. Esos cambios de medicamentos «pueden tener consecuencias perjudiciales para la salud, incluidos efectos secundarios adversos y tratamientos menos eficaces».

Muchos consumidores —especialmente los pacientes que sufren de varias enfermedades crónicas— eligen un plan de salud basándose en la cobertura y los costos de los medicamentos recetados, Pero mientras que los consumidores no pueden modificar el plan durante el año que dura el contrato, las compañías de seguro sí pueden hacerlo: están autorizadas a pasar medicamentos a un «nivel» diferente con copagos, coseguros o deducibles más altos, lo que origina mayores gastos de bolsillo para el consumidor.

El proyecto de ley patrocinado por el presidente del Comité de Seguros del Senado, Neil Breslin, y la líder mayoritaria de la Asamblea, Crystal Peoples-Stokes, fue aprobado por los legisladores estatales este año; la reglamentación aseguraría que los pacientes puedan mantenerse dentro de su presupuesto y de su plan de salud, al tiempo que permitiría continuar con la innovación en el mercado de los medicamentos recetados.

El proyecto de ley permite que se agreguen nuevos medicamentos, genéricos y biosimilares, a las listas de fármacos cubiertos. Eso haría posible que los pacientes cambien a medicamentos nuevos en coordinación con su médico, y también facilitaría el reemplazo de medicamentos de marca por medicamentos genéricos de menor costo cuando estos ingresen al mercado.

«Confiamos en que este proyecto de ley no aumentará los costos de los consumidores», afirma la carta. California, Illinois, Luisiana, Maine y Nevada han aprobado leyes similares sin que haya habido aumentos en el costo del cuidado de la salud.

ORGANIZACIONES QUE SUSCRIBIERON LA CARTA:

AARP Nueva York

Aimed Alliance

Alliance for Patient Access (Alianza para el acceso de los pacientes)

Red de Acción de Cáncer de la Sociedad Americana Contra el Cáncer

Colegio Estadounidense de Reumatología

Asociación Estadounidense de la Diabetes

Asociación Estadounidense del Corazón

Fundación Estadounidense del Hígado

Asociación Americana del Pulmón

Fundación de la Artritis

Red de Alergia y Asma

Center for Independence of the Disabled, NY (Centro para la independencia de los discapacitados, NY)

Cerebral Palsy Associations of NYS (Asociaciones de parálisis cerebral del estado de Nueva York)

Coalition of State Rheumatology Organizations (Coalición de organizaciones reumatológicas del estado)

Epilepsy Foundation of Northeastern New York, Inc. (Fundación para la Epilepsia, del noreste del estado de Nueva York)

Fundación Global para la Vida Saludable

Red Hispana de Salud

Lupus and Allied Diseases Association, Inc. (Asociación sobre el lupus y enfermedades relacionadas)

Comisión Latina sobre el Sida, Red Hispana de Salud

Sociedad Médica del Estado de Nueva York

Mental Health Association in New York State, Inc. (MHANYS) (Asociación de salud mental en el estado de Nueva York)

NAACP New York State Conference (Conferencia del estado de Nueva York de la asociación nacional para el progreso de las personas de color)

National Infusion Center Association (NICA) (Asociación nacional de centros de infusión)

Sociedad Nacional de la Esclerosis Múltiple

Fundación Nacional de la Defensa del Paciente

National Psoriasis Foundation (Fundación nacional de la psoriasis)

New York American College of Physicians (Delegación de Nueva York del Colegio Americano de Médicos)

New Yorkers for Accessible Health Coverage (Neoyorquinos para la cobertura de salud accesible)

New York State Academy of Family Physicians (Academia de médicos de familia del estado de Nueva York)

New York State Osteopathic Medical Society (Sociedad médica de osteopatía del estado de Nueva York)

New York State Rheumatology Society (Sociedad de Reumatología del estado de Nueva York)

Northeast Kidney Foundation (Fundación renal del noreste)

Patients Rising Now

Susan G. Komen

Alianza Nacional Sobre Enfermedades Mentales, estado de Nueva York (NAMI-NYS)

US Pain Foundation (Fundación estadounidense contra el dolor)

QUÉ DICEN LOS FIRMANTES:

Beth Finkel, directora estatal de AARP Nueva York: «Cuando los consumidores se inscriben o renuevan la inscripción en un plan de salud, están contando con tener los medicamentos que necesitan al precio que esperan. Es simplemente injusto que las aseguradoras cambien las reglas —y los costos— a mitad del juego. Las leyes similares de otros estados han dado buenos resultados para la protección del consumidor. AARP agradece al senador Breslin y a la líder mayoritaria de la Asamblea, Peoples-Stokes, por promover este proyecto en sus cámaras, y urge al gobernador Cuomo a convertirlo en ley para proteger a los consumidores de Nueva York».

Dr. Arthur Fougner, presidente, Sociedad Médica del Estado de Nueva York: «La Sociedad Médica del Estado de Nueva York recomienda enfáticamente la sanción de esta ley para proteger las listas de medicamentos, ya que brindará importante protección contra las consecuencias negativas que sufren muchos pacientes al cambiar sus medicamentos recetados por motivos no médicos. Si un tratamiento está dando resultado, no debería tener que modificarse por limitaciones económicas. En la medicina, al igual que en el deporte, no se cambia un juego ganador; no es razonable forzar a los pacientes a modificar un tratamiento exitoso por algún motivo que no sea una necesidad médica».

Guillermo Chacon, presidente, Comisión Latina sobre el Sida; fundador de la Red Hispana de Salud: «Los costos del cuidado de la salud y los medicamentos afectan a los consumidores. Muchos pacientes están abrumados por enfermedades crónicas y no deberían tener que pensar si pueden pagar los medicamentos o la próxima visita al médico. Muchos estados ya han tomado medidas para crear protecciones para el consumidor que no han tenido ningún efecto sobre los costos del cuidado de la salud. Las protecciones vitales del consumidor beneficiarán a los residentes del estado que tienen dificultad para acceder a la atención médica y a los tratamientos».

Jennifer Muthig, directora de Activismo y Políticas, Sociedad Nacional de la Esclerosis Múltiple: «En esencia, cuando las personas de Nueva York firman un contrato con una compañía de seguro, los cambios a mitad del contrato los dejan con opciones limitadas e injustas. Para quienes sufren de enfermedades crónicas, como la esclerosis múltiple, los tratamientos modificadores de la enfermedad que impactan la vida del paciente no son intercambiables, y los cambios innecesarios de medicamentos por parte de las compañías de seguro pueden generar costos mayores del cuidado total de la salud como consecuencia de más visitas al hospital y al médico».

La Dra. Barbara Keber, presidenta de la NYS Academy of Family Physicians, en representación de más de 6,000 miembros en todo el estado: «Los pacientes confían en que sus planes de salud cubrirán, a precios constantes y predecibles, los medicamentos necesarios para sus enfermedades durante la duración total del contrato de su póliza de seguro de salud. Muchos de ellos seleccionan pólizas y listas de medicamentos específicas según sus necesidades médicas actuales o anticipadas.  Fundamentalmente, este proyecto los ayudará a crear esa estabilidad, y exhortamos al gobernador Cuomo a que lo convierta en ley».

Matthew Shapiro, subdirector de Asuntos Públicos, Alianza Nacional Sobre Enfermedades Mentales, estado de Nueva York: «NAMI-NYS cree firmemente en las estrategias enfocadas en el individuo para el tratamiento de enfermedades psiquiátricas. Un aspecto crucial de la atención enfocada en el individuo es recibir el medicamento que el proveedor de atención psiquiátrica determina es el más apropiado para la recuperación del paciente. Que las compañías de seguros cambien ese medicamento es una práctica peligrosa, especialmente para quienes sufren las formas más graves de enfermedad mental, como la esquizofrenia o el trastorno bipolar. Exhortamos al gobernador Cuomo a escuchar el pedido de los defensores de los pacientes y reconocer el apoyo abrumador que tiene este proyecto, y a reformar la práctica deshonesta de modificar tratamientos por razones no médicas».

Mary Bartlett, directora estatal de Activismo y Acceso, Fundación de la Artritis: «Los pacientes con enfermedades crónicas eligen cuidadosamente los planes de salud que mejor se ajustan a las necesidades de sus trastornos complejos. Cuando una compañía de seguro modifica la lista de medicamentos en medio del año contractual, las consecuencias pueden ser demoras en el cuidado del paciente o la interrupción total del tratamiento con un medicamento. La aprobación de esta ley es esencial para proteger a los pacientes del estado de Nueva York de esta práctica injusta de las compañías de seguro».

Dr. Thomas Schumacher, presidente del directorio, Northeast Kidney Foundation: «Exhortamos al gobernador Cuomo a que sancione el proyecto de ley S.2849-A/A.2969-A que prohíbe la modificación de las listas de medicamentos cubiertos durante el año contractual. Este proyecto protege a los pacientes de costos médicos más elevados generados por las modificaciones de las listas de medicamentos. Para los pacientes que toman varios fármacos, como los que sufren de enfermedades renales u otros problemas crónicos de salud, tener copagos más altos puede dificultar el cumplimiento del tratamiento. Necesitamos estabilizar a los pacientes y reducir el costo del cuidado de la salud. Este proyecto de ley brinda una importante protección y, en nombre de los pacientes a quienes servimos, exhortamos al gobernador Cuomo a que convierta el proyecto en ley».

Tonya A. Winders, presidenta y directora ejecutiva, Red de Alergia y Asma: «La Red de Alergia y Asma le implora al gobernador Cuomo que firme el proyecto S2849-A/A2969-A y lo convierta en ley para proteger a las familias de la modificación de las listas de medicamentos cubiertos en el transcurso del año contractual. Esta es una medida importante para asegurar que las familias tengan continuidad en el cuidado médico, lo que deriva en mejores resultados para la salud de los pacientes».

Shaina Smith, directora de Activismo Estatal y Desarrollo de Alianzas, U.S. Pain Foundation: «Los niños y adultos de Nueva York con enfermedades crónicas dolorosas merecen poder continuar con su régimen apropiado y necesario de tratamiento médico, sin interrupciones causadas por los planes de seguro de salud. La sanción de esta ley por parte del gobernador Cuomo protegerá a los pacientes y familias de los cambios perjudiciales de medicamentos a mitad del año contractual y respetará la parte del contrato de salud correspondiente a la aseguradora».

John Richter, MPA, director de Políticas Públicas, Mental Health Association in New York State Inc.: «La continuidad del tratamiento con fármacos es sumamente importante para quienes sufren enfermedades mentales y ya están en riesgo de interrumpir su recuperación por una variedad de motivos. Los cambios inesperados y repentinos en el costo de los medicamentos durante el año contractual, o la eliminación de fármacos de la lista, aumentan significativamente este riesgo y puede ser contraproducente y peligroso desde el punto de vista terapéutico».

Jeannine Garab, directora ejecutiva, Epilepsy Foundation of Northeastern New York; presidenta, Coalición contra la Epilepsia del estado de Nueva York: «Para la mayoría de las personas epilépticas, los medicamentos son la forma de tratamiento más generalizada y eficaz para controlar y reducir las convulsiones. Los medicamentos para la epilepsia no son intercambiables, y el tratamiento de la enfermedad es sumamente personalizado. No hay una opción de tratamiento que sea ‘talle único’. Mantener las convulsiones bajo control con mínimos efectos secundarios requiere la cuidadosa evaluación y vigilancia por parte de médicos y pacientes. Modificar, limitar o negar el acceso a los medicamentos podría ser extremadamente peligroso y causar convulsiones súbitas y otras complicaciones, incluida la muerte. Por estos motivos, exhorto al gobernador Cuomo a aprobar el proyecto S.2849-A/A.2969-A y convertirlo en ley».

Howard Blumstein, MD, FACR, presidente, New York State Rheumatology Society: «La New York State Rheumatology Society alienta enfáticamente al gobernador Cuomo a completar la importante tarea realizada por los legisladores de nuestro estado y sancionar la ley S.2849-A/A.2969-A.   Esta importante reglamentación protegerá a los residentes del estado de Nueva York de las decisiones caprichosas, motivadas únicamente por motivos financieros, que toman las compañías de seguros y que, en esencia, violan los contratos con los miembros y ponen en peligro el acceso crítico a los medicamentos que necesitan para controlar enfermedades crónicas graves, entre ellas la artritis inflamatoria y los trastornos autoinmunes».

El Dr. Sherman Dunn, presidente, New York State Osteopathic Medical Society: «NYSOMS considera que es cuidado clínico deficiente obligar a pacientes estabilizados a cambiar de medicamentos durante el período de un contrato que firmaron de buena fe. Los cambios a las listas de medicamentos realizados durante la vigencia del contrato también desvirtúan la opinión clínica de un médico capacitado, la cual debería prevalecer siempre —por encima de las consideraciones de costo para quien paga— al decidir sobre la atención individual. Para los pacientes que sufren de enfermedades crónicas, el cambio de medicamentos por motivos no médicos podría llevar a la necesidad de intervenciones médicas más costosas, como la hospitalización. El proyecto S.2849-A/A.2969-A aseguraría que las compañías de seguro tengan la misma obligación hacia el contrato que tienen los consumidores, y por esas razones la NYSOMS insta al gobernador Cuomo a sancionar esta ley».

Síguenos en Twitter:  @AARPNY y Facebook: AARP Nueva York