Al menos 14 personas murieron y otras 33 resultaron heridas en el accidente aéreo ocurrido hoy en Ciudad Guayana al estrellarse un avión de la compañía venezolana Conviasa procedente de isla Margarita, informó el gobernador del estado Bolívar, Francisco Rangel Gómez.

Rangel precisó que en la aeronave viajaban 51 personas, 47 pasajeros y 4 tripulantes, cuando según informaciones anteriores del ministerio de Transporte eran en total 47 los ocupantes del avión siniestrado, y añadió que 4 ocupantes permanecen desaparecidos.

El accidente se produjo a las 9:50 de la mañana, cuando el avión se precipitó al suelo en las proximidades de uno de los portones de entrada de la Siderúrgica del Orinoco (Sidor), en Ciudad Guayana (Puerto Ordaz), 730 kilómetros al sureste de Caracas.

El gobernador de Bolívar destacó la “intervención inmediata” de las autoridades regionales, lo que permitió que 33 de los pasajeros hayan sido rescatados con vida y hospitalizados en diferentes centros sanitarios de la zona.

No obstante, explicó que 4 personas permanecen aún desaparecidas y que las autoridades están trabajando en el lugar del accidente para su posible localización entre los restos de la aeronave.

El avión, un ATR-42 de fabricación franco-italiana, que salió de Porlamar (isla de Margarita) y tenía por destino Ciudad Guayana, se estrelló a escasos 10 kilómetros del aeropuerto de destino.

Por su parte, el ministro de Transporte, Francisco Garcés, agregó que gracias a “la intervención oportuna de las autoridades pudieron rescatar una gran cantidad de personas” y destacó el hecho de que “un gran número de personas ha sobrevivido”.

El avión, perteneciente a la aerolínea estatal Conviasa, no produjo heridos en tierra al caer en una zona de almacenaje de Sidor, uno de los principales polos industriales del país.

Se desconocen, por ahora, las causas del accidente, aunque, según fuentes aeronáuticas extraoficiales, el piloto habría intentando realizar un aterrizaje de emergencia en un estacionamiento de Sidor después de perder el control de la aeronave.

El Nacional