Venezuela arde por Constituyente

Venezuela arde por Constituyente

Las afirmaciones del gobierno venezolano de que más de 8 millones de personas votaron para elegir una Asamblea Constituyente contrastan radicalmente con la percepción de la oposición y observadores independientes que la estimaron en menos de la mitad de esa cifra.

La presidenta del Consejo Nacional Electoral (CNE), Tibisay Lucena, anunció que “8,089.320 de venezolanos” participaron el domingo en la consulta, pero las cifras fueron cuestionadas por dirigentes de la Mesa de la Unidad Demócratica, MUD, la coalición opositora, quienes informaron de una significativa abstención y aseguraron que si acaso unos tres millones de los 19 millones de votantes habilitados intervinieron en el proceso.

“Si no fuera una tragedia…y no significara más crisis, casi que daría risa esa cifra del CNE”, dijo en su cuenta de Twitter el vicepresidente de la Asamblea Nacional, diputado Freddy Guevara, al cuestionar el anuncio de la autoridad electoral.

Mientras la MUD consideró el proceso como un “fraude constitucional” y llamó a protestas esta semana en rechazo a la instalación de la Asamblea Constituyente, el presidente Nicolás Maduro celebró la elección como algo “admirable” y aseguró que a participación fue la “más grande que haya sacado la revolución bolivariana” en 18 años.

“Hemos dado una batalla para abrir una compuerta”, dijo el presidente, Nicolás Maduro, durante una concentración en la histórica Plaza Bolívar, en el centro de la capital. El mandatario celebró las cifras de participación, afirmando que los comicios se realizaron “casi bajo una guerra”.

El Departamento de Estado de Estados Unidos condenó la elección y advirtió que continuará “adoptando medidas enérgicas y expeditivas contra los artífices del autoritarismo en Venezuela”.

Pero Maduro desestimó esas amenazas de posibles sanciones y sostuvo que a “Venezuela no la ordena ni la mandan desde el exterior”.

Al hablar de las primeras tareas que tendrá la Asamblea Constituyente, Maduro dijo que la Fiscalía General habrá que “reestructurarla de inmediato y declararla en emergencia y tomar el mando para que haya justicia”. La fiscal general, Luisa Ortega Díaz, que por años fue vinculada al oficialismo, inició hace cuatro meses un enfrentamiento contra el gobierno de Maduro y su iniciativa de reforma de la Constitución.

Asimismo, el gobernante planteó que habrá que revisar la inmunidad de algunos funcionarios y dijo que es posible que algunas de las personas que ha promovido la violencia de los últimos meses “terminarán en una celda”.

El presidente de la encuestadora local Datanálisis, Luis Vicente León, afirmó que el discurso de Maduro anuncia una “radicalización total” del oficialismo, y “pulveriza” la posibilidad de acuerdos que rescaten el equilibrio. Todo indica que el gobierno “aumentará su acción represiva” para reducir los “riesgos internos”, dijo León en un mensaje de su cuenta de Twitter. Voa

Comienzan a aislar a Venezuela

El número de países que ha dicho que no reconocerá los resultados de las elecciones de una Asamblea Constituyente en Venezuela aumentó desde el domingo, subrayando el también creciente aislamiento internacional en que queda el gobierno del presidente Nicolás Maduro.

Estados Unidos, España y por lo menos nueve países del continente americano ya han dicho que no reconocerán la Asamblea Nacional Constituyente de Venezuela por considerar que su elección fue un proceso fraudulento.

Al rechazo expresado de antemano por los gobiernos de Colombia y Panamá se unieron en las últimas horas los de Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Costa Rica, España, Estados Unidos, México y Perú.

El gobierno de Perú convocó para el 8 de agosto una reunión de cancilleres latinoamericanos para analizar la crisis en Venezuela, tras la votación de los miembros de una Asamblea Constituyente impulsada por el mandatario Nicolás Maduro.

“Frente a la situación creada por las elecciones para una Asamblea Constituyente y su impacto sobre el orden democrático en Venezuela, Perú ha invitado a una reunión de ministros de Relaciones Exteriores (…) el martes 8 de agosto próximo” en Lima, explicó en un comunicado.

Por ahora “está prevista la asistencia, entre otros, de los cancilleres de Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Honduras, México, Panamá y Paraguay”.

La embajadora de Estados Unidos ante las Naciones Unidas, Nikki Haley, sostuvo que su país no aceptará un “gobierno ilegítimo”,en la primera reacción oficial de Washington a la elección.

España anunció que tampoco reconocerá en Venezuela “una Asamblea Constituyente que no sea resultado de un amplio consenso nacional, elegida conforme a reglas democráticas de sufragio universal libre, igual, directo y secreto”, según un comunicado del Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación.

El ministerio de Relaciones Exteriores peruano calificó de “ilegítimo” el proceso electoral y aseguró que la elección “contraviene la voluntad soberana del pueblo, representado en la Asamblea Nacional”, mientras la cancillería argentina dijo que “no reconocerá los resultados” de una elección que considera ilegal.

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, ya había expresado desde antes de la elección que su gobierno considera que la Asamblea Constituyente “tiene un origen espurio y por ello no reconoceremos los resultados”.

De igual manera el presidente de Panamá, Juan Carlos Varela confirmó que su país no reonocerá los resultados por los “vicios” en el proceso.

El domingo, el gobierno de México lamentó que se hubieran realizado unos comicios “que van contra los principios democráticos reconocidos universalmente y que profundizan la crisis en que se encuentra ese país”, y reiteró que no reconocerá sus resultados.

Mientras Estados Unidos instaba a todos los gobiernos del hemisferio y de todo el mundo “a tomar medidas contundentes” contra el gobierno de Maduro, el gobierno español dijo que estudiará “junto a sus socios de la Unión Europea y países amigos de la región las medidas adicionales que puedan ser efectivas para promover una restauración de la institucionalidad democrática y constitucional en la República Bolivariana de Venezuela”.

Solo el presidente de Bolivia, Evo Morales, viajo aliado de Maduro, criticó el rechazo a la elección de la Constituyente y dijo que los países que se oponen son “sumisos” a Estados Unidos. Voa

468