Vendedora de autos Tatiana Cevallos: ‘Ser bilingüe me abrió las puertas’

Vendedora de autos Tatiana Cevallos:  ‘Ser bilingüe me abrió las puertas’

Mauricio Hernández

Tatiana Cevallos es la primera vendedora mujer de la Chevrolet de Forest Hill que abrió sus puertas en los años 50 del siglo pasado. Tuvo la ventaja de ser bilingüe, decidida, dulce y haber heredado de su madre el carácter emprendedor y la pasión por el trabajo.

Comenzó como recepcionista a los 19 años mientras estudiaba Trabajo Social. Luego pasó al departamento de ventas, exclusivo de hombres. Tiene 23 años, es de Ambato, Ecuador, y llegó a Nueva York a los 12 años.

¿Qué influencia tuvo tu padre?

“Me enseñó a ser luchadora, tener una meta, asumir responsabilidades y nunca desfallecer. El resto es trabajar, trabajar y trabajar. Me gusta ayudar a la agente”.

¿Por qué comenzó tan joven a trabajar?

Desde niña siempre he querido ayudar a mi familia, por eso, cuando tuve la primera oportunidad, comencé a trabajar. A los 15 años fui cajera en un supermercado cerca de casa. Entonces mi madre no tenía su empresa.

¿Cómo fue el proceso en la Chevrolet?

Cuatro años como recepcionista. Luego pasé al departamento de Internet, pero lo retiraron. A los managers les gustó mi trabajo y me ofrecieron entrar al departamento de ventas. No había mujeres vendedoras. Hubo dos mujeres que fueron manager, pero no vendían.

¿Cómo entró a la empresa?

Un día pasé por el frente de la oficina y entré a pedir trabajo. Comencé el mismo día. Les gusto que era bilingüe. Ahora, el 40 por ciento de los clientes son latinos. Antes había solo dos personas bilingües, pero ahora la mitad de los que trabajan aquí hablan también español.

468