Trump es candidato oficial republicano a la presidencia de los EE.UU.

Trump es candidato oficial republicano a la presidencia de los EE.UU.

Trump llegó a la convención con el mayor número de delegados —1.542 en total— superando a otros candidatos que quedaron en el camino.

El magnate de los bienes raíces, Donald Trump, fue elegido este martes oficialmente como candidato a la presidencia de Estados Unidos por el Partido Republicano tal como se había previsto, pese a la oposición de algunas delegaciones aisladas.

El presidente de la Cámara de Representantes, Paul Ryan, como presidente de la Convención Nacional Republicana llamó a la votación nominal para elegir al candidato oficial del Partido Republicano y fue el senador por Alabama, Jeff Sessions, quien hizo la propuesta de Trump como el candidato elegido.

“Señor presidente es mi honor nominar a Donald J. Trump para el cargo de presidente de Estados Unidos de América” dijo emocionado el senador Sessions.

Trump llegó a la convención con el mayor número de delegados —1.542 en total— superando a otros candidatos que quedaron en el camino, como los senadores Ted Cruz, con 653 delegados, y Marco Rubio, con 167. El gobernador de Ohio, John Kasich, uno de los grandes ausentes en esta convención, ganó 161.

Las delegaciones de cada estado fueron anunciando una por una los votos asignados a los candidatos en un proceso que duró cerca de hora y media hasta que con los votos de la delegación de Nueva York, Trump alcanzó el número de delegados para ser nominado, 1.237.

Fue el hijo mayor de Trump, Donald Jr., quien rodeado por el resto de sus hermanos otorgó los 95 votos que faltaban para alcanzar la nominación.

“¡Felicidades, papá!”, gritó emocionado.

Fracaso de la oposición a Trump

La iniciativa falló por la falta de un candidato alternativo de los rebeldes y la sólida campaña de presión que lanzó una alianza entre la campaña de Trump y el comité del partido.

La iniciativa de los republicanos que no estaban de acuerdo con la candidatura republicana a la presidencia de EE.UU. por parte de Donald Trump, se cayó.

El declive de los llamados anti Trump, se agravó día a día hasta culminar el martes con una votación de estados que llevó oficialmente a Trump a la candidatura.

Esa votación confirmó el colapso de una iniciativa en la que confiaban los conservadores, en la que los delegados ignoraron las normas del partido para respaldar al candidato de su elección y no a Trump.

“Tanto si se planificó como si no, al parecer no ocurrió”, dijo el delegado de Colorado Kevin Grantham.

Los líderes del partido querían “asegurarse de que Donald Trump es el candidato, independientemente de lo que dijeran los estados, independientemente de lo que dijeran los delegados”, anotó Grantham.

Los conservadores contrarios a Trump se habían unido a otra facción que intenta cambiar las reglas del partido para desviar el poder de la cúpula del Comité Nacional Republicano a los activistas de base.

Entre esos activistas había muchos partidarios del senador de Texas Ted Cruz, uno de los aspirantes derrotados a la nominación.

Pero se vieron muy superados en número por los delegados de Trump y los habituales del partido que creen que, les guste o no, Trump ha ganado las primarias republicanas de este año. Voa

468