Transexuales latinos quieren parar los ataques

Transexuales latinos quieren parar los ataques

Por Stephanie Velásquez

Políticos y activistas acudieron a una protesta el jueves de esta semana para condenar el martillazo a una mujer transgénero en Woodside, Queens. El concejal Jimmy Van Bramer y la organización Se Hace Camino Nueva York están además impulsando un proyecto en contra de la violencia transgénero en la ciudad de Nueva York.

Gaby Díaz, transexual.

Gaby Díaz, transexual.

El ataque ocurrió el pasado 17 de agosto cuando Gaby Díaz caminaba a las seis de la madrugada frente al 41-01 de la calle 67, en Woodside, Queens. Díaz fue llevada al hospital y el atacante se encuentra fugitivo. El agresor, un afroamericano de 26 a 32 años, le gritó a Díaz “esto te mereces por ser gay” y luego la atacó con el martillo.

Bertha Zanabria, repartidora de periódicos, ayudó a Díaz y llamó a la policía. “Estoy nerviosa y al mismo tiempo tengo miedo que el atacante quiera encontrarme de nuevo, aunque estoy muy agradecida con todas las personas que me quieren dar su apoyo”, dijo Díaz durante la conferencia de prensa. Díaz pertenece a la comunidad LGBTQ de esta ciudad.

El concejal demócrata Jimmy Van Bramer dijo que “no toleramos la violencia en contra de los transgénero en Woodside o en cualquier parte de Nueva York. El problema radica en que esta clase de incidentes la policía no los clasifica como crímenes de odio y por eso exigimos justicia para la comunidad transgénero”. A la demostración asistieron unas 40 personas.

Scott M. Stringer, contralor de la ciudad de Nueva York, dijo que “es un acto inaceptable y la comunidad transgénero ha sufrido suficiente”. Letitia James, defensora del pueblo de esta ciudad, calificó el ataque con el martillo como “una horrible tragedia que no podemos tolerar”.

El congresista Joseph Crowley añadió que “este es un crimen de odio y la justicia tomará todas las medidas necesarias”.

Bianey García y Victoria Orellana son activistas de Se Hace Camino Nueva York y acudieron a la demostración para condenar este ataque. “Como mujer trans latina y parte de la comunidad LGBTQ residente en Jackson Heights, Queens, me siento indignada, con miedo y furia ya que estos incidentes están pasando diariamente. Hemos reportado 10 ataques en el 2016”, dijo García. “Como a Gaby, a todas nos clasifican como trabajadoras sexuales y nos pueden atacar porque tenemos esa etiqueta”.

Para informar sobre cualquier tipo de crímenes, llame al 1-800-577-TIPS o visite www.nypdcrimestoppers.com

468