‘Trabajadores latinos en desventaja’: Concilio Nacional de la Raza (NCLR)

‘Trabajadores latinos en desventaja’: Concilio Nacional de la Raza (NCLR)

El Concilio Nacional de la Raza (NCLR) realizó una encuesta a 700 latinos registrados para votar con el fin de saber sus preocupaciones en el lugar de trabajo. La sede de la Sociedad Dominico Americana de Queens (DASQ), en Corona, se utilizó para dar a conocer sus resultados en la ciudad de Nueva York. Asistieron alrededor de 30 personas en representación de sindicatos, agencias de la ciudad y representantes de la comunidad.

“La actual administración del presidente Trump planea cortar en varios millones de dólares el presupuesto para ayudar a los empleados y esto es una amenaza”, dijo Rafael Collazo, director de campañas políticas de la oficina de investigación, apoyo y legislación de NCLR. “Por eso estamos juntando nuestras voces para defender asuntos tan importantes como la fuerza laboral y la salud de la población latina”.

La encuesta tuvo en cuenta ambos sexos, diferentes tipos de trabajo y se realizó del 12 al 25 del pasado mes de mayo, tanto en español como en inglés. Durante la reunión en la sede de DASQ se habló de la escasez de información en la comunidad latina sobre los asuntos laborales, la carencia de acceso a servicios legales y la falte de entrenamiento para identifica y enfrentar los abusos laborales.

“Algunas veces los empleados no reportan los abusos o lo hacen demasiado tarde”, dijo José Tejada, director ejecutivo de DASQ. “El sueldo mínimo aumentó, pero los empleados trabajan ahora menos horas”.

David Galarza, especialista en comunicaciones sindicales y quien trabaja para CSEA Local 1000, dijo que “los obreros latinos de construcción en la ciudad de Nueva York se están cayendo y tampoco hay protección para quienes trabajan en las fincas del estado de Nueva York”.
Yuqui Wang fue la responsable de la encuesta y estos fueron algunos de los hallazgos más importantes:
Uno de cada cuatro trabajadores no recibe entrenamiento laboral y la situación es peor para aquellos con bajos sueldos. El 26% no recibe entrenamiento de seguridad. A uno de cada 10 trabajadores les demoran el pago. A los trabajadores latinos les piden con frecuencia que traduzcan en el lugar de trabajo. Uno de cada cinco latinos teme tomar días de enfermedad. Hay desconocimiento de la compensación laboral en caso de accidentes. El 57% de los trabajadores considera que su salario y beneficios son muy bajos.
“Los trabajadores latinos están siendo más afectados por su pobre condición de trabajo y porque les roban sus salarios”, concluyó Wang.
Javier Castaño

 

468