“Ha llegado el tiempo de combatir los problemas de salud mental como cualquier otra enfermedad y terminar con el estigma”, dijo Chirlane McCray, primera dama de la ciudad de Nueva York. “En la comunidad latina hay más incidencia de depresión y además sufre de discriminación y hostigamiento”.

Esta iniciativa, que se dio a conocer en Gracie Mansion, la casa oficial del alcalde Bill de Blasio, se llama Latinx Thrive y es un esfuerzo del programa ThriveNYC. Se fundamenta en una coalición de organizaciones comunitarias y políticos electos para educar a los latinos y en especial a aquellos que prefieren hablar en español.

Se espera que para el final del año entrante se hallan realizado 100 clases de primeros auxilios y se capaciten a 10,000 miembros de la comunidad para combatir las enfermedades mentales.

De acuerdo al informe del Community Health Survey del año pasado, el 12% de los latinos sufren de depresión, mientras que el 8% del resto de la población de Nueva York es afectada por esta enfermedad. Además, el 39% de los latinos con problemas mentales recibe tratamiento, mientras que el 58% del resto de la población recibe atención médica por esta misma enfermedad.

“El presidente Trump está atemorizando las comunidades y dividiendo las familias y nosotros debemos actuar porque tenemos la solución para combatir los problemas mentales, el asunto es que no los usamos”, añadió la primera dama McCray.

Este servicio es gratuito y no es necesario tener documentación para recibir atención médica. Las personas afectadas por los problemas mentales propios o ajenos, pueden solicitar ayuda. La ciudad dispone de información en varios idiomas y está haciendo énfasis en las personas que hablan español.

“Mi madre sufrió de depresión y no recibió ayuda cuando la enfermedad se estaba desarrollando”, dijo la doctora Herminia Palacio, vicealcalde de Salud y Servicios Humanos de esta ciudad. “Por eso es importante hablar sobre esta anomalía, buscar ayuda e involucrarse en la comunidad para producir un cambio cultural que conlleve a la erradicación del estigma de los latinos con respecto a esta enfermedad. No nos gusta reconocerla”.

En Gracie Mansion, desde la izquierda,

Anunciando Latinx Thrive en Gracie Mansion, desde la izquierda, la doctora Oxiris Barbot, Herminia Palacio, Chirlane McCray, el senador Gustavo Rivera, concejal Diana Ayala, Mónica Tavarez de la Federación Hispana y Jonathan Soto de Union Theological Seminary. Foto Javier Castaño

La doctora Oxiris Barbot, comisionada interina del Departamento de Salud de la Ciudad de Nueva York, dijo que para los latinos es muy difícil conseguir tratamiento. “El 40% de los latinos de escuela secundaria se han sentido tristes o sin esperanza por varias semanas y esos son síntomas de depresión que debemos combatir”, dijo Barbot.

Las personas que sufran de trastornos mentales o que tengan un ser querido con esta enfermedad, también pueden llamar al 1-888-692-9355 o enviar el texto WELL al 65173. Se puede conversar las 24 horas ingresando al nyc.gov/nycwell

Javier Castaño