Choferes de taxis amarillos: ‘Melrose debe ser más justo”

Choferes de taxis amarillos: ‘Melrose debe ser más justo”

Por: David Beier

La industria de taxis amarillos acaba de perder a un dueño y chofer de taxi que presuntamente se quitó la vida debido a crecientes problemas económicos. Tan trágica noticia llega justo cuando la cooperativa de crédito Melrose Credit Union (o Melrose) ha puesto la mira en los dueños de medallones de taxis, quienes enfrentan su ruina económica al ser hostigados, en vez de colaborar con ellos para lograr que paguen sus préstamos.

David Beier.

David Beier.

En la actualidad, la National Credit Union Association (NCUA o Asociación Nacional de Cooperativas de Crédito) rehúsa a ayudar a muchos prestatarios que, sin malicia ni culpa, invirtieron en la compra de taxis porque parecía ser una buena inversión y no podían prever que la aparición de compañías multibillonarias como Uber y Lyft debilitarían y pondrían en riesgo la seguridad económica de la industria de taxis. El Sueño Americano —trabajar duro, ahorrar para adquirir un negocio propio y ser su propio jefe— se convirtió en la Pesadilla Americana.

La NCUA es una agencia federal independiente creada por el Congreso para supervisar a las cooperativas de crédito federales. Melrose fue declarada en bancarrota por la NCUA el año pasado por sus métodos de préstamos riesgosos y engañosos. Desde entonces, Melrose ha puesto en la mira a los dueños de medallones, quienes sólo tratan de hacer lo correcto para saldar sus deudas, pero enfrentan problemas para pagar debido a presiones sin precedente del mercado fomentadas por Uber, Lyft y otras empresas de transporte compartido. La caída precipitosa del valor del medallón de taxis —que pasó de valer hasta $1.3 millones a costar hoy apenas $160,000— es la razón principal por la que los dueños de medallones enfrentan hoy su ruina financiera.

Al mismo tiempo, otras cooperativas de crédito entienden las graves consecuencias de tan agresivas acciones y están más bien colaborando con los prestatarios para modificar sus planes de pago de varias maneras, ya sea mediante tasas de interés reducidas o diferidas o extendiendo sus planes de amortización. En vez de llegar a acuerdos similares, Melrose exige enormes pagos por el monto original de la deuda, impone altas tasas de interés, trata de usar las viviendas como aval y recientemente ha recurrido a quitarles los medallones a los taxis, dejando a esas familias prácticamente sin recursos. Si la NCUA sigue permitiendo el uso de métodos tan injustos con los dueños de medallones de taxis, no cabe la menor duda de que cientos de prestatarios se verán forzados a buscar alivio en la quiebra y, en consecuencia, podría experimentarse una caída total de la industria.

Ahora mismo, la situación para muchos dueños de medallones de taxi que no pueden cumplir con sus pagos ha pasado de mal a peor. No solamente Melrose sigue presionando a los prestatarios a pagar grandes sumas, sino que les está quitando los medallones y los taxímetros de los vehículos sin advertencia previa. Estos métodos intimidatorios sólo exacerbarán la incapacidad de los dueños de medallones de pagar sus préstamos. Tal intransigencia por parte de Melrose no es la solución. Las severas demandas de este prestamista están forzando a que las familias pierdan su seguridad económica o, peor aún, sientan que no tienen salida.

La NCUA tiene ahora la oportunidad de dejar de aceptar las agresivas tácticas de Melrose que perjudicaría el principal medio de sustento con que cuentan los dueños de medallones de taxi y sus familias. Los dueños de medallones de taxi sólo piden una oportunidad para saldar de manera justa la deuda que contrajeron. De hacerlo así, la NCUA garantizará que Melrose pueda recobrar su dinero, que los contribuyentes no tengan que pagar las consecuencias cuando Melrose fuerce a los dueños a la bancarrota y, al mismo tiempo, garantizando que los taxis de la Ciudad de Nueva York puedan seguir operando.

(David Beier es presidente del Comité de Seguridad de Taxis, una asociación de agentes de arrendamiento de taxis).

468

1 Comentario

  1. Para agrabar la situación, muchos de estos dueños de medallón obtuvieron préstamos de sus medallones para hacer inversiones ya que el medallón era como un lingote de oro…. y se desplomó. Quedaron con la deuda del medallón y la de los préstamos.