Sustitución de cultivos es vital para la paz en Colombia

Sustitución de cultivos es vital para la paz en Colombia

“Las Farc negoció en La Habana unas tierras que no son de ellos y ahora el gobierno de Colombia no sabe qué hacer”, dijo un líder campesino entrevistado en un video sobre la sustitución de cultivos, el cuarto punto del Proceso de Paz en esa nación suramericana. El video fue presentado el sábado pasado en Terraza 7 a donde acudió Sandra Bermúdez, coordinadora en Colombia de la Corporación Viso Mutop del  Observatorio de Cultivos y Cultivadores Declarados Ilícitos.

En el video hay imágenes de campesinos y activistas en zonas remotas de Colombia en donde se cultiva la hoja de coca. “No estamos protestando contra el gobierno por la coca, sino por el hambre”, dijo Diego Fernando Parra en El Meta, donde hay la mayor concentración de cultivos ilícitos en Colombia.

Si los cultivos de coca son sustituidos por café, por ejemplo, el campesino debe esperar entre 3 y 4 años, y ¿cómo va a vivir durante ese tiempo?, es una de las preguntas más comunes del video documental.

“La zona de Briseño, en Antioquia, es donde se está desarrollando el programa piloto de sustitución de cultivos y se ha erradicado el 95% de la hoja de coca”, dijo Mario Murillo, catedrático de Hofstra University y quien ha recorrido las zonas de cultivos ilícitos en Colombia para ayudar a utilizar los medios de comunicación alternativos como vehículos de unificación e información. “En Colombia se discute el sí o no de la paz, pero no se debaten los seis puntos de los acuerdos”.

En Colombia 130 mil familias han acordado reemplazar los cultivos de coca y 22 mil han recibido dinero para sobrevivir. “Pero nos preocupa que el gobierno actúa con lentitud, es muy paquidérmico y centralista, está dejando a un lado las comunidades afro-descendientes e indígenas, no hay enfoque del medio ambiente y han surgido otros grupos armados como las Bacrín y los paras que reiniciaron la violencia”, dijo Sandra Bermúdez.

Petro fiesta en NY

“Estos factores pueden obligar a los campesinos a regresar al cultivo de coca”, añadió Bermúdez. “Durante estas campañas electorales hay mucho alboroto en Colombia, aunque la gran mayoría de los candidatos hablan de lo mismo. Las comunidades quieren los acuerdos de paz y por eso es necesario que llegue alguien a la presidencia con ideas diferentes que beneficien a las familias”.

Javier Castaño

 

Deja un comentario