Senadora Gillibrand y congresista Espaillat quieren que DACA se incluya en nuevo presupuesto federal

Senadora Gillibrand y congresista Espaillat quieren que DACA se incluya en nuevo presupuesto federal

Gillibrand: “Votaré en contra de una ley de gastos a largo plazo que no proteja a nuestros dreamers”

Republicanos en el senado tienen que revertir la decisión del presidente Trump de terminar el programa de DACA

La Senadora Kirsten Gillibrand se unió hoy con el Congresista Adriano Espaillat, Dreamers, defensores, y líderes de la comunidad para anunciar que votarán en contra de una ley de gastos del gobierno a largo plazo, si la legislación no protege a los Dreamers. Gillibrand urge a sus colegas que se unan con ella para bloquear cualquier ley de gastos que no incluya una provisión para revertir la decisión del Presidente Trump de terminar el programa de acción diferida (DACA), que pondriá en riesgo que miles de Dreamers pierdan su estatus de protección, y los expondría a la posibilidad de ser deportados.

El programa de acción diferida, DACA, permite que los individuos elegibles, que fueron traídos a los Estados Unidos como niños, tengan estatus de protección temporal contra la deportación, y les da la autorización para trabajar. Los Estados Unidos es el único país que los Dreamers conocen como su hogar. El pasado 5 de septiembre de 2017, el Presidente Trump anunció que terminaría el programa DACA, lanzando el futuro de cientos de miles de jóvenes a la incertidumbre.

“Dreamers son Americanos que no conocen a ningún otro país como su hogar además de los Estados Unidos, y el Congreso debe de tomar medidas para protegerlos,” dijo la Senadora Gillibrand. “En pocos días, los Republicanos del Senado tendrán que pasar una ley de gastos para el gobierno, y si no pasa, el gobierno se cerrará debajo su liderazgo. Si los Republicanos se niegan a hacer lo correcto y proteger los Dreamers en esta ley que se tiene que pasar, yo votaré en contra del acuerdo. Nunca deberíamos dejar que los Dreamers sean utilizados como peones políticos, y les urjo a mis colegas en el Senado que se unan conmigo al oponernos contra esta legislación si la protección de los Dreamers no es parte del acuerdo.”

“Es fundamental que trabajemos para aprobar una Ley del Sueño (Dream Act) clara en un esfuerzo por proteger a los Soñadores (DREAMers),” dijo el Congresista Adriano Espaillat. “Estos jóvenes han vivido en los Estados Unidos durante 10 o más años y son miembros productivos y contribuyentes de nuestra sociedad, criando familias, sirviendo en nuestras fuerzas armadas y mejorando nuestras comunidades. Me tomo esta lucha muy en serio y de manera personal porque sé lo que se siente y lo que significa ser joven e indocumentado en Estados Unidos. Prometo continuar mi trabajo en el Congreso para asegurar que estos jóvenes tengan la oportunidad de tener éxito en el único país que alguna vez han llamado su hogar.”

“La aprobación del Dream Act me permitiría seguir trabajando duro para lograr mi sueño americano. Me permitiría graduarme e ir a la facultad de derecho, para poder seguir trabajando en el servicio público, para retribuirle a nuestro país y ayudarlo. Me permitiría vivir una vida estable sin miedo a la deportación. Me permitiría seguir contribuyendo a mi comunidad”, dijo Lisdy Contreras, una Dreamer de Nueva York. “En última instancia, cambiaría la vida de mi familia y la mía.  El Dream Act ampliaría mis posibilidades, mis oportunidades, mis sueños y me permitiría continuar demostrando por qué amo este país y por qué estoy agradecida.”

“Ser soñador significa luchar por una vida mejor para mí” dijo Dale St. Marthe, beneficiario de DACA y copresentador de CUNY DREAMers. “Llegué a los Estados Unidos proveniente de Santa Lucía cuando tenía tres años. Nunca aprendí mi lengua natal. Aunque las aprecio, yo no entiendo las costumbres de Santa Lucia, y apenas me conecto con mis familiares allí. No habría ningún ‘regreso’ para mí porque nunca estuve realmente allí. Esta es mi casa.”

“Cada día que pasa es otro día en que mi estado DACA está a punto de expirar sin esperanza de una mayor renovación. Debido a la decisión temeraria y odiosa de Trump de terminar con DACA, miles de Dreamers ya han perdido su estado de DACA,” dijo Zuleima Dominguez, miembro de Se Hace Camino Nueva York y beneficiaria de DACA del Bronx. “Familias como la mía no pueden esperar más. Es hora de que el Congreso satisfaga la necesidad urgente en nuestras comunidades y apruebe el DREAM Act antes de que se vayan a casa para las vacaciones.”

“New York Immigration Coalition y nuestros miembros han estado a la vanguardia luchando por la justicia para todas nuestras comunidades, incluyendo los 42,000 beneficiarios de DACA que llaman a Nueva York su hogar. Necesitamos una Ley del Sueño (DREAM Act) limpia ahora para que el millón de jóvenes pueda trabajar, estudiar continuar construyendo a la economia esencial y contribucion social, que ya han hecho a nuestro país,” comentó Anu Joshi, directora de política de inmigración de New York Immigration Coalition. “Agradecemos a la Senadora Gillibrand por su continuo apoyo a nuestras comunidades, y por su valiente compromiso de votar en contra de cualquier gasto de ley si el DREAM Act no está incluído. Solo espero que más miembros del Congreso sigan su liderazgo y hagan lo que sea necesario para proteger a los jóvenes inmigrantes y los destinatarios de DACA.”

“En un momento en que el coraje moral se traduce en salvar las vidas de 2 millones de Dreamers, felicitamos al firme liderazgo de la senadora Gillibrand cuando más lo necesitamos,” dijo Angela Fernández, Esq., Directora Ejecutiva de la Coalición de los Derechos del Inmigrante en el Alto Manhattan (Northern Manhattan Coalition for Immigrant Rights). “Su liderazgo en hacer lo correcto para Dreamers es el ejemplo para que otros en el Senado sigan sus pasos.”

“Bronx Immigration Partnership (Alianza de Inmigración del Bronx) se enorgullecen de respaldar a la senadora Kirsten Gillibrand y a todos los que apoyan a nuestros jóvenes que buscan legalizar su situación migratoria,” dijo David Shuffler, Director Ejecutivo de Youth Ministries for Peace and Justice, y cofundador de Bronx Immigration Partnership. “Los Dreamers del Bronx y sus familias se beneficiarían tremendamente de una solución que reconoce y autoriza sus contribuciones indispensables a nuestras comunidades. Nos estamos quedando sin tiempo, pero tenemos la esperanza de que se pueda llegar a un acuerdo antes de que expire su estatus.”

“La Asian American Federation (Federación Asiático-Americana) respalda la Senadora Gillibrand, y le agradece su liderazgo al defender a los DREAMers,” dijo Jo-Ann Yoo, Directora Ejecutiva de la Federación Asiático-Americana. “Con más de 136,000 recipientes asiático-americanos de DACA en riesgo inminente de perder su estatus y sus medios de vida, instamos a otros líderes del Congreso a unirse al Senador para tomar la decisión moral de proteger a nuestros DREAMers. Sin una Ley de Sueño limpio, las familias se desgarrarán y las contribuciones sociales y económicas de estos jóvenes cesarán de continuar.”

“Después de que el Presidente Trump anunciara cruelmente la eliminación paulatina de DACA el 5 de septiembre, 800,000 soñadores han estado viviendo con gran temor de ser expulsados del único país que alguna vez conocieron como hogar. Sus vidas – y la verdadera cuestión de lo que representamos como una nación – será determinado por el Congreso en los próximos días,” afirmó José Calderón, Presidente de la Federación Hispana. “Estamos profundamente agradecidos de que la senadora Gillibrand se haya alzado tan firmemente en defensa de nuestros hijos y valores americanos para afirmar que votará contra cualquier gasto de fin de año a menos que se tomen medidas decisivas para proteger a Dreamers. Esperamos que todos los demás miembros del Congreso presten atención a su liderazgo, hagan lo correcto para nuestra nación y aprueben inmediatamente un Dream Act limpio.”

La Senadora Gillibrand apoya dos piezas de legislación bipartidista que protegerían a los Dreamers – la propuesta BRIDGE y la propuesta DREAM. La propuesta BRIDGE codificaría el programa DACA, y la propuesta DREAM podría crear un camino hacia la ciudadanía para las personas que vinieron a los Estados Unidos menores de 18 años.

468

Deja un comentario