El miércoles pasado, a las 9:23 de la noche, murió en el Hospital Elmhurst el senador demócrata José Peralta. Tenía 47 años. Su esposa Evelyn dijo que desde el martes se quejaba de una dolor en el oido y fue al doctor, pero no halló complicación alguna. Los síntomas fueron como si se estuviera enfermando de gripa. Pero la noche del miércoles tuvo fiebre, se desorientó y fue cuando la ambulancia lo llevó de emergencia al hospital. Su esposa dijo que le están practicando una autopsia para saber la razón exacta de su muerte.

Peralta nació en Nueva York y fue un político de origen dominicano que a la edad de 8 años se desplazó con sus padres del alto Manhattan a Queens.

Peralta estudió en escuelas públicas y se graduó en 1996 del Queens College con un título en sicología. En esa universidad fue el primer presidente del Grupo Estudiantil Latino, mostrando así su vena política. Siempre mostró su apoyo hacia los inmigrantes, inclusive cuando trabajó para el Central Labor Council.

En el 2002 fue electo asambleísta del distrito 39 de Queens y desde el 2010 se desempeñaba como senador estatal, representando el distrito 13 que comprende vecindarios como Corona, East Emhurst, Jackson Hieghts y Woodside.

El pasado 13 de septiembre fue vencido en las urnas por Jessica Ramos, luego de haberse inscrito, el año pasado, en el Independent Democratic Conference (IDC).

“Se ha muerto muy joven”, dijo Ramos, que reemplazará a Peralta en enero del 2019. “Reconozco que en su corazón siempre amó a su comunidad. Fue un verdadero servidor público. Fortaleza y amor para su esposa, hijos y seres queridos”.

Su esposa es Evelyn y sus dos hijos son Myles y Matthew, quienes viven en Jackson Heights. Se preparaban para celebrar el Día de Acción de Gracias (Thanksgiving).

El alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, dijo que fue una gran pérdida. John J. Flanagan, líder de la mayoría en el senado estatal, dijo que la noticia de su muerte lo tomó por sorpresa. “El senador Peralta fue un luchador por los asuntos que le apasionaban y siempre le sirvió a Queens. En representación del senado estatal le enviamos nuestras condolencias a todos los que lo conocieron y amaron. El senado es como una familia y uno de nuestros miembros se ha ido muy temprano. Que descanse en paz”.

Javier Castaño