Subaru WRX: amor incondicional

Subaru WRX: amor incondicional

Roger Rivero

Los que aman al Subaru WRX lo aman de verdad, sin falsas presunciones. Hay que quererle como es, como se quiere a los hijos. Por eso, no me ha asombrado una reciente estadística donde este auto aparece en el número 10 en una lista de los autos que más cambian sus dueños luego del primer año de haberlos comprado.

iSeeCars.com hiso la recopilación, donde como dato curioso -pero nada asombroso- aparecen 3 modelos de BMW. 3.3% de los compradores de un WRX lo cambian por otro auto antes o justo luego de un año en su posesión. Por suerte para el fabricante, lo mas seguro es que el otro 96.7% de los compradores caiga en la categoría de fanes incondicionales de este icónico auto de Subaru.

Es fácil enamorarse de un WRX, pero los que prioricen comodidad sobre rendimiento muy posiblemente no pasen la prueba de un auto ruidoso, rígido y de interior poco atractivo. Los que estén dispuestos a sacrificar la conveniencia, podrán disfrutar de una excelente maquina con el sistema estándar de tracción en todas las ruedas, dirección rápida y equilibrada, y excelentes frenos. Este es uno de los compactos deportivos mas rápidos por menos de $30,000 dólares y uno de los menos civilizados.

En su interior el Subaru WRX es cómodo y funcional.

En su interior el Subaru WRX es cómodo y funcional.

Existen alternativas menos poderosas que logran un mejor equilibrio entre la dinámica atractiva y el refinamiento cotidiano, pero pocas son más divertidas cuando las llevas a caminos sinuosos de montaña, ya sea en el camino pavimentado o no.

El WRX ha sido sometido a una actualización para el 2018. Todos los modelos cuentan con una interfaz frontal revisada, ajuste mejorado de la suspensión y un sistema mejorado de dirección asistida eléctrica. La transmisión manual de seis velocidades presenta un nuevo diseño sincronizado, y la cabina se beneficia de las adiciones de reducción de ruido, como el cristal lateral más grueso, los sellos mejorados de la puerta y una viga del techo del parabrisas que se ha llenado con espuma. La mejoría en materia de reducción de ruido se agradece, pero, aun así, el radio sigue siendo una proposición poco atractiva cuando viajas a velocidad crucero.

Otros cambios incluyen una pantalla del tablero central superior de 5.9 pulgadas que reemplaza la de 4.3 pulgadas del año pasado. La iluminación del grupo de indicadores ahora es blanca en lugar de la roja y han agregado un nuevo apoyabrazos central retractable para los pasajeros del asiento trasero. Los modelos Premium adoptan un sistema de infoentretenimiento con pantalla táctil de 7.0 pulgadas más grande y un nuevo diseño de ruedas de 18 pulgadas junto con un paquete de rendimiento opcional como el del Subaru que probamos, que incluye asientos delanteros Recaro cómodos y bien reforzados (con operación eléctrica de ocho vías para el conductor) y pastillas de freno mejoradas. El paquete está limitado a WRX Premium con transmisión manual.  En sentido general, el 2018 Subaru WRX se siente bastante mejorado en la carretera, yendo de implacablemente rígido a irregular pero tolerable.

No hay cambios en el motor o transmisión. Un 2.0 litros turboalimentado de cuatro cilindros sigue produciendo saludables 268 caballos de fuerza y 259 lb-pie de torque. El “turbo lag” es muy notable, pero cuando lo rebasas luego de las 2,500 revoluciones el WRX enseña sus mejores bríos y garantiza el disfrute.  Este motor y viene acoplado a una transmisión manual de seis velocidades como la de nuestro auto de prueba y hay una CVT disponible que en mi opinión restaría buena parte del disfrute de conducir un deportivo como este.

El Subaru WRX viene en cinco ajustes WRX por $26,995, Premium ($29,295) y Limited ($31,595) todos con un motor turboalimentado de cuatro cilindros y tracción total. Los modelos STI y STI Limited ($40,895) están orientados al rendimiento y cuentan con un motor más potente y otras mejoras relacionadas con el buen desempeño, lo que los convierte en el preferido para los compradores que buscan el mayor placer de conducir. Si se conforma con el motor menos potente (que todavía tiene más caballos de fuerza que los motores de la mayoría de los rivales), entonces el WRX Limited es una gran opción.

El Subaru WRX no es perfecto, pero sigue siendo una ganga de rendimiento a su precio inicial de $26,995. Nuestro modelo de prueba Limited con paquete Performance traía precio de $34,125 lo que aún socava el precio inicial del Volkswagen Golf R, un auto con el que el WRX puede lucirse de manejo y aceleración.

Algo que se incluye con cada WRX y su versión más agresiva el STI, es una membresía gratuita para la comunidad Subaru. En la semana que conduje el WRX, me encontré con una docena de otros fanes en la carretera. Muchos de ellos me reconocieron de alguna manera, ya sea con un asentimiento de cabeza o con su dedo pulgar. A este sentimiento de camaradería es difícil de ponerle precio.

Es que al Subaru WRX si se le ama, se le ama de verdad.

Más información en Automotriz Magazine.