Editorial de la edición de octubre del 2018 del periódico QueensLatino

Primero fue el triunfo de Alexandria Ocasio sobre el congresista Joseph Crowley el pasado mes de junio. Luego las derrotas del senador José Peralta y la asambleísta Ari Espinal ocasionadas por Jessica Ramos y Catalina Cruz el pasado 13 de septiembre.
El ostracismo y la arrogancia de Partido Demócrata de Queens llevó a sus políticos electos a la derrota. Una dinámica que le ofrece a Hiram Monserrate el terreno adecuado para volver a sus andanzas políticas. El Partido Demócrata nunca le ha prestado atención al liderazgo político latino de Queens. Sus soldados han sido mediocres y obediente y no hicieron el trabajo de base en la comunidad.
Por eso el concejal Francisco Moya y el asambleísta Michael Den Dekker, entre otros, serán los próximos expulsados de sus puestos políticos. Su desconexión con la comunidad así lo garantiza y Moya y Den Dekker lo saben. Por eso se están arrancando los pelos de la rabia y todavía votan para que su derrotado jefe Crowley sigua al frente del Partido Demócrata de Queens. Qué vergüenza.
El título de este texto es ‘Revolución en Queens’ porque la derrota de estos políticos conllevará cambios radicales a nivel ideológico, económico, cultural y cívico. Desde enero del 2019 comenzará un cambio hacia la izquierda en esta ciudad que está estrechamente ligado a movimientos sociales en esta nación y el mundo.
El cambio es alimentado por la corrupción política, la escasez de ideas nuevas, el empoderamiento de las mujeres y el deseo de las masas por aspirar a un mejor futuro.
Por eso QueensLatino sigue promoviendo nuevas ideas y columnistas, planeando debates e informando de los asuntos locales. Como comunidad estamos obligados a participar más en la vida cívica de esta ciudad, debatir y bailar al ritmo de este nuevo movimiento.

En caso de que no se haya dado cuenta, hay que comenzar a pensar de manera diferente. Por favor, infórmese, piense, participe y vote.