Regalo de Navidad: Willie Pinelli Jr. dona sus órganos

Regalo de Navidad: Willie Pinelli Jr. dona sus órganos

“El buen carácter de mi hijo me llevó a donar sus órganos porque estoy seguro que ese hubiera sido su deseo”, dijo Willie Pinelli, cuyo hijo y quien lleva su nombre, murió el pasado 30 de octubre. “Reuní a mi familia en el hospital y decidimos que lo mejor era donar sus órganos para que otras personas se beneficiaran”.

Pedro Sterling bailando con su nueva riñón. Foto Javier Castaño

Pedro Sterling bailando con su nuevo riñón, cuatro días después de la operación. Foto Javier Castaño

El corazón de Willie Jr., de 24 años, terminó palpitando en el cuerpo de un desamparado, la córnea de su ojo le regresó la vista a otra persona y uno de sus riñones le devolvió la salud a Pedro Sterling, de 53 años. En total, siete personas se favorecieron con los órganos de Willie Jr.

“Si pudiera hablar con Willie Jr. le diría que su generosidad y su vida son más grandes que mi vida. Decirle gracias no sería suficiente y quisiera abrazarlo y aconsejarlo como amigo”, dijo Sterling.

Desde el 2014 Sterling tenía que administrarse diálisis cada 4 horas. “Mi vida cambió en su totalidad, no podía desplazarme con libertad, tenía una manguera en el estómago y luego vinieron las terapias para enfrentar mi depresión. Como la lista de espera es tan larga para recibir un riñón, me estaba preparando para la muerte…”, dijo Sterling. “Ahora entiendo más la importancia de mantener las amistades y el respeto . Mi amistad con el padre de Willie Jr. me salvó la vida y ha sido como un regalo de Navidad”.

Sterling y Pinelli se conocieron escuchando salsa en El Bronx. Pinelli llegó de Venezuela en 1992 y Willie Jr. nació en el Hospital Elmhurst en 1993. Creció en Astoria y quería graduarse en criminología. El domingo 29 de octubre se sintió cansado porque había ido la noche anterior a celebrar el cumpleaños de un amigo e ingirió licor. “Tomó unas pastas para el dolor, comió y se acostó. Luego vomitó y se ahogó”, dijo Pinelli, quien tiene otro hijo y dos hijas. “Me siento muy orgulloso de mis hijos y saber que mi primogénito Willie Jr. salvó otras vidas me hace feliz, aunque es algo agridulce. Mi hijo fue el sacrificado”.

A Sterling le hicieron el trasplante de riñón el domingo 5 de noviembre en el hospital Monte Sinaí de Manhattan. Cuatro días después, el jueves 9 de noviembre estaba bailando en la fiesta de matrimonio de su hija Raisa. “¿No sé qué he hecho para merecer este milagro?”, se preguntó Sterling, quien dejó atrás la diálisis.

LiveOnNY es la organización sin ánimo de lucro que ayudó a la familia Pinelli a entender y decidir la importancia de donar los órganos de Willie Jr. “Usted ha permitido a su hijo dar un regalo final, y debido a ese regalo él siempre se recordará como un héroe”, escribió María Torres, gerente de servicios de LiveOnNY, en la carta de agradecimiento que le escribió Willie Pinelli.

Javier Castaño