Rafa Márquez y Julión Alvarez en red de narco

Rafa Márquez y Julión Alvarez en red de narco

El Departamento del Tesoro de Estados Unidos, consideró que el futbolista Rafael Márquez y el cantante de banda (música norteña) Julión Álvarez, hacen parte de la estructura criminal del conocido narcotraficante Raúl Flórez Hernández.

La sanción que jurídicamente tiene consecuencias civiles y no penales, obliga a los famosos a la suspensión de su visa, el congelamiento de sus bienes en EE. UU. y la prohibición a empresas norteamericanas de celebrar cualquier negocio con los señalados.

Dentro de las sanciones se incluye que el cantante no podrá hacer conciertos en Estados Unidos ni recibir regalías de las plataformas digitales Spotify y iTunes. Por su parte, las empresas estadounidenses que tienen convenio de patrocinio con la estrella del fútbol, no podrán seguir negociando con él.

Julión Álvarez, posa con su Premio Lo Nuestro de los Latin Music Awards, que ganó en febrero de 2017, en Miami, como Mejor Artista de Banda del Año.

Julión Álvarez, posa con su Premio Lo Nuestro de los Latin Music Awards, que ganó en febrero de 2017, en Miami, como Mejor Artista de Banda del Año.

Según medios internacionales, nunca antes en México, un futbolista de este país, había sido acusado de tener vínculos con el narcotráfico.

Los sancionados podrán apelar al Departamento del Tesoro, dentro un proceso largo que implica un largo juicio en el que deberán aportar los elementos materiales probatorios suficientes demostrando su inocencia.

Márquez, de 38 años, originario del estado de Michoacán, jugó para los clubes europeos Barcelona y Mónaco y ocasionalmente es capitán de la selección nacional mexicana, habiendo representado a su país en cuatro Copas Mundiales. Actualmente ficha con el Atlas de Guadalajara.

Las autoridades estadounidenses califican las sanciones como la mayor acción tomada contra una organización de narcotráfico mexicano. Dicen que la designación de los acusados el miércoles por narcotráfico y lavado de dinero es producto de una pesquisa de varios años a la organización de Flores Hernández, realizada junto con autoridades y agencias del gobierno mexicano.

Se indica también que la Procuraduría General de la República en México confiscó este miércoles diversos bienes de Flores Hernández y su organización criminal, que incluyen el Gran Casino de Guadalajara.

Como resultado de la acción de hoy, todos los bienes de estos individuos y las entidades que están bajo jurisdicción de EE.UU. están congelados y las personas en EE.UU. tienen prohibido hacer transacciones con ellos”, dice el comunicado.

El Tesoro estadounidense dice que Flores Hernández ha operado exitosamente por décadas debido a su larga relación con otros cárteles de la droga y su utilización de testaferros financieros para enmascarar sus ganancias procedentes de la venta de drogas ilegales.

John E. Smith, Director de la OFAC, (la Oficina de Control de Activos Financieros, que emite la lista de sanciones del Departamento del Tesoro) destacó que la designación refleja la importancia de la cooperación estrecha entre el gobierno de los Estados Unidos y la procuración de justicia mexicana para detener el flujo ilegal de narcóticos, y para señalar y exponer a los capos de la droga y los que facilitan sus redes financieras ilícitas.

Entre los sancionados este miércoles están varios miembros y asociados de la familia de Flores Hernández que controlan una serie de empresas mexicanas que forman parte de la organización criminal de Flores. Voa

468