Protéjase del sol y disfruta el verano en Nueva York

Protéjase del sol y disfruta el verano en Nueva York

Cuando llega el verano también es tiempo de mostrar un poco más de piel, no por exhibicionismo, sino porque el clima es propicio para usar prendas más ligeras, sobre todo si vamos a estar en la playa. Como en esta época estamos más expuestas al sol, lo ideal es conocer cómo cuidarnos para evitar molestias y enfermedades.

¿Por qué cuidar la piel en verano? Durante el verano estamos más expuestos a la acción del sol y podemos sufrir de cáncer de piel y otras alteraciones. La idea es evitar que los rayos del sol terminen quemando nuestra piel.

Ropa adecuada

Utiliza ropa ligera que cubra la mayor parte del cuerpo, así evitarás la acción directa del sol. Prefiera los colores claros.

Horas para tomar el sol

Es importante evitar, en la medida de lo posible, la luz del sol entre las 10 de la mañana hasta las 4 de la tarde, pues en ese horario los rayos son más fuertes. Si no puedes evitar la exposición, no olvides la protección solar, el sombrero y las gafas.

Hidratación

Tomar agua te va a permitir mantener la hidratación que tu piel necesita para verse tersa, además de evitar la deshidratación que es muy común en verano. Para mantener la piel hidratada por fuera lo ideal es utilizar una loción refrescante en spray que puedas utilizar durante el día.

Limpieza del rostro

Debes limpiar el rostro 2 veces al día sin falta, pues en el verano sudamos más y los poros se pueden tapar, causando brotes de granos.

Exfoliación

En verano -como en el resto del año- es importante la exfoliación para eliminar las células muertas de la piel y permitir su regeneración. Esta rutina de belleza te ayudará a tener una piel atractiva y suave.

Crema hidratante

Es importante utilizar una crema hidratante a base de agua tanto en el rostro como en el cuerpo, esto mantendrá la hidratación en la piel sin que por el calor se genere una capa de grasa en la superficie.

Mascarillas caseras

Las mascarillas caseras para todo el cuerpo son ideales para mantener una piel tersa y suave, sobre todo en verano que suele deshidratarse por el clima.

Eliminar las gaseosas

Evite consumir gaseosas, ya que son responsables de la aparición de celulitis y deshidratación de la piel por su contenido de azúcar.

Vigilar tu piel

Si ves algún cambio en tu piel (color, textura, lunares o manchas anormales) no dudes en consultar con tú médico de confianza. Si alguna alteración de la piel -estética o médica- es detectada a tiempo, hay más probabilidades de que los tratamientos funcionen.

 

468

Deja un comentario