Presidente Trump dice que no insultó memoria de soldado asesinado en Niger

Presidente Trump dice que no insultó memoria de soldado asesinado en Niger

El presidente de Estados Unidos Donald Trump negó los comentarios que le atribuyen haber hecho a la esposa de un soldado estadounidense asesinado en Níger, y dijo que tiene pruebas de que la legisladora de Florida, Frederica Wilson, “inventó” una historia donde él le habría dicho a la viuda que “su marido sabía con lo que se había comprometido”.

La congresista de Florida que hizo la acusación, rechazó la declaración del presidente y dijo que tiene pruebas de que su historia es verdadera.

El sargento David Johnson fue uno de los cuatro soldados de Estados Unidos, asesinados hace dos semanas cerca de la frontera entre Níger y Malí en una emboscada. Según funcionarios de EE. UU., el ataque fue perpetrado por el grupo Estado Islámico.

La congresista Wilson, que representa al distrito donde vive la familia de Johnson, dijo que escuchó la llamada que Trump hizo a la viuda Myeshia, cuando acompañaba a los familiares en una limusina camino al aeropuerto para recibir el cuerpo del soldado.

La representante Frederica Wilson, D-Fla., habla con reporteros en Miami Gardens, Florida, el 18 de octubre de 2017.

La representante Frederica Wilson, D-Fla., habla con reporteros en Miami Gardens, Florida, el 18 de octubre de 2017.

En declaraciones a MSNBC, Wilson dijo que Trump utilizó un “tono de broma”, en la conversación realizada a través del altavoz desde su automóvil.

“Él dijo, ‘bueno, supongo que sabes’, que él sabía en lo que se estaba metiendo cuando se inscribió; supongo que duele de todos modos'”, explicó Wilson a MSNBC citando a Trump.

La madre del sargento Johnson, Cowanda Jones-Johnson, quien también estaba en el automóvil durante la llamada, dijo al Washington Post que “el presidente Trump no respetó a mi hijo, ni a mi nuera, ni tampoco a mí, ni a mi esposo”.

Trump respondió a las acusaciones a través de su cuenta de Twitter argumentando que la historia fue “inventada”.

Más tarde, en una reunión con miembros de un comité del Senado, Trump rechazó nuevamente la versión de la llamada telefónica de la familia, y pidió que Wilson se retracte de su declaración.

“No dije lo que dijo esa congresista, no lo dije todo. Ella lo sabe”, respondió Trump a la pregunta de un reportero. “Tuve una conversación muy agradable con la esposa del Sargento, sonaba como una mujer encantadora. No dije lo que dijo la congresista”.

Mientras la guerra de palabras se desataba en las redes sociales, Wilson respondió con una publicación de Twitter, diciendo que mantiene su recuento de la historia.

En una entrevista a la cadena de noticias CNN, la congresista indicó: “tengo pruebas. Este hombre es un hombre enfermo”.

La reacción de Trump frente a las muertes de hombres y mujeres del servicio militar de Estados Unidos, fue cuestionada el lunes en una conferencia de prensa, cuando un reportero le preguntó por qué no había contactado a las familias de los cuatro asesinados en Níger.

En esta imagen proporcionada por la Fuerza Aérea de los Estados Unidos, un equipo de transporte del Ejército transporta los restos del Sargento del Ejército.

En esta imagen proporcionada por la Fuerza Aérea de los Estados Unidos, un equipo de transporte del Ejército transporta los restos del Sargento del Ejército.

En su respuesta, Trump dijo que había escrito cartas y llamaría a los familiares, pero luego agregó que los generales que prestaban servicios en su administración le habían dicho que algunos presidentes anteriores, incluido Barack Obama, no siempre habían contactado personalmente a familias de soldados estadounidenses caídos.
Los comentarios provocaron indignación de los antiguos miembros del gabinete de Obama. Alyssa Mastromonaco, quien se desempeñó como subjefe de personal del ex presidente, describió a Trump como “un animal desquiciado”.

Entre tanto, militares de Estados Unidos ordenaron una investigación exhaustiva sobre las circunstancias que rodearon la emboscada en la que murieron Johnson yotros tres miembros de una unidad del ejército que prestaba servicios a unos 200 kilómetros al norte de Niamey, la capital de Níger.

Funcionarios del Pentágono dicen que hay cerca de 800 tropas estadounidenses en Níger en una operación en curso desde hace cinco años contra el grupo militante Boko Haram y otras organizaciones terroristas.

Níger es un aliado clave de los Estados Unidos en la lucha contra el terrorismo. Bajo el Gobierno del ex presidente Obama, Estados Unidos construyó bases de aviones no tripulados en Niamey y la ciudad norteña de Agadez. Voa

Wayne Lee contribuyó a este informe.

468

Deja un comentario