Danny  Mendoza

“Vengo a defender la verdad”,  dijo el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, en un mensaje desde su avión privado antes de aterrizar en Nueva York. Utilizó las redes sociales. Maduro sorprendió a los participantes del segundo día de la septuagésima tercera sesión de la Asamblea General en las Naciones Unidas, tras rumores de una posible ausencia del mandatario venezolano, debido a sospechas de sufrir un atentado en territorio estadounidense.

El presidente Maduro presentó su discurso en el podio de la Asamblea General enfatizando diversos temas entre los que resaltan el multilateralismo, el derecho a la autodeterminación de los pueblos, el neocolonialismo y el dialogo diplomático.

Ante el silencio de los presentes en el auditorio, subrayó la famosa doctrina Monroe de 1904, una política intervencionista de la cual dijo: “Trump enarbola la doctrina Monroe contra Venezuela”. Dedicó su discurso a defender las políticas domésticas de Venezuela, las cuales han llevado al país bolivariano a sufrir una catastrófica hiperinflación y una crisis humanitaria y migratoria. Acusó a los Estados Unidos y “sus estados satélites” en referencia a Colombia de atacar de manera constante a Venezuela.“Es la doctrina imperial de dominación Monroe contra la doctrina de justicia y libertad”.

Entre aplausos por una parte de su delegación el gobernante denunciaba la fabricación de una crisis migratoria. Presumió del triunfo de la revolución bolivariana sobre el neocolonialismo, argumentando haber resistido a toda la persecución económica, política, diplomática y mediática. “Hoy Venezuela está más fuerte que nunca”, dijo Maduro en el plenario.

Horas antes a su visita se conoció que el presidente Donald Trump rechazaba una reunión bilateral con el jefe de estado venezolano para lo cual aprovechó a enviarle un mensaje al presidente estadounidense. “Yo soy un obrero, un conductor de autobús, un hombre del pueblo, no soy un magnate ni multimillonario”, dijo el presidente Maduro. “A pesar de las inmensas diferencias ideológicas en política y economía estoy dispuesto a estrecharle su mano”.

A la mañana se celebró el Foro Global de América Latina y el Caribe en el Union League Club de Nueva York. El panel de presentación discutió las perspectivas socioeconómicas de América Latina y el Caribe enfatizando el caso de la Venezuela del presidente Maduro que sufre la mayor crisis económica en la historia de la región latinoamericana. “La economía venezolana estuvo estable desde el 2008 hasta principios del 2016 cuando cayó el precio del petróleo”, dijo Francisco Rodríguez, economista de Torino Capital explicando que esa es la razón principal que ha afectado a Venezuela, un estado dependiente del precio del petróleo.

Maduro dedicó parte de su intervención a denunciar un intento de asesinato en su contra organizado desde Washington, el pasado 4 de agosto. El mandatario solicitó una investigación especial por parte de las Naciones Unidas para que lleguen a la verdad acusando a Colombia, Chile y México de ser parte del atentado que sufrió con un drone.