Presidente Duque: continuismo con más demagogia

Presidente Duque: continuismo con más demagogia

El Ministro Carrasquilla y el Presidente Duque estuvieron la semana pasada en el ojo del huracan de la historia más reciente de la corrupción donde la opinion pública y los medios destaparon el carácter del uno y del otro. Veamos unas cuantas perlas de lo que va del gobierno duquista.

Los colombianos en el exterior representamos poder. La gran mayoría de colombianos son asilados económicos porque el país que los vio nacer y quienes lo han gobernado, no facilitan, no garantizan el bienestar y progreso de los ciudadanos  y sus familias.  Y se aventuran en otras naciones.  Otros pocos salieron por efectos de la violencia de todo tipo so pena de perder la vida. Y solo unos cuantos salieron por gusto propio.

Son 6 millones o un 10 % del total de habitantes residiendo en el exterior, la mayoría en Estados Unidos 34.6%  y España 23.1%  y  ademas aportamos $4,857 millones de dólares(2016). Y aún estando en el extranjero esos mismos gobiernos suben las tarifas de todos los tramites consulares cada vez que les da la gana. Los funcionarios de las 60 embajadas, solo 10 son manejadas por diplomáticos de carrera y solo 13 de los 116 consulados;  es decir son puestos mermeladas para pagar los apoyos electorales y políticos en la mayoría de los casos.

Y el Presidente Duque continuará con lo mismo o no? Ahora nombra a un inquisidor, quemador de los libros de Garcia Marquez, Rousseau y Marx, que uso su puesto de procurador para atacar a la diversidad colombiana incluyendo a la población LGTB, destituyó adversarios políticos que incluyo al ex-alcalde Petro hasta que fue destituido por la Corte Constitucional por  dar empleos en la procuradoría a familiares de jueces y luego exigirles a estos que votaran por su re-elección como procurador. Eso se llama corrupción. Y el Sr. Duque lo premia nombrandolo el máximo diplomático colombiano en la OEA.  Verguenza a la inteligencia y la decencia.

Duque continuará defendiendo “la confianza inversionista”. Tal como lo han hecho Uribe y Santos su gobierno  será la continuación de las políticas exigidas por el Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional y Washington. Primero se comprometió con la política del imperio de volver a la aspersión con glifosato que va encontravía de los acuerdos de paz, la salud y sobrevivencia de las comunidades y la experiencia fracasada de más de 30 años de lucha contra las drogas.  El MinComercio seguirá negociando el TLC con Japón, Australia, Singapur y Nueva Zelanda, a pesar de que había prometido no firmar más tratados. Su MinHacienda ha anunciado que adelantará otra reforma tributaria en la que las empresas monopólicas extranjeras y nacionales pagaran menos impuestos dizque para que generen empleos. La experiencia del país e internacional ha demostrado que eso es una falacia.

Mientras los trabajadores, clases medias y empresarios nacionales pagaran más impuestos. Un Robín Hood al revés. La mayoría de productos de la canasta familiar pagarán IVA. Quienes ganan más de $1’900.000 pagarán más impuestos. Duque vuelve a desnudarse, ya que durante la campaña electoral afirmó que no tocaría los bolsillos de los colombianos. Ese mismo ministro privatizó anteriormente muchas empresas estatales y por ello se plantea seguir descuartizando a Ecopetrol, patrimonio de todos los colombianos. Recetó también que hay que recortar el gasto público, el mismo que creció 134% con Uribe y él como su MinHacienda y 57% con Santos.

El nombre del Ministro de Hacienda es Alberto Carrasquilla. El mismo que se hecho al bolsillo más   $8.000 mil millones de pesos y enriqueció a sus socios colombianos y de NY con los infames Bonos Carrasquilla. Desde su ministerio empujó una reforma constitucional y otro cambio legal que facilitaron un modelo de préstamo leonino para que 117 municipios construyeran acueductos y alcantarillados. Aquellos empeñaron sus presupuestos por 19 años obligatorios e impidiendo que quienes pudieran pagar antes su deuda no pudieran hacerlo.  Y para ello monto después de dejar su puesto de MinHacienda  dos empresas en Panamá que sirvieron de intermediarias de los dineros en dólares desde entidades de NY. El debate de control político de los senadores Jorge Robledo y Alexander López del Polo demostró la trampa, la corrupción planeada y la afrenta a las gentes de esos municipios que siguen sin acueductos ni alcantarillados y unas deudas de miedo. A Buenaventura le prestaron $49 mil millones, ya pago en solo intereses $57 mil millones y aún debe $50.000 mil millones y sigue sin acueducto.  Esas componendas son contrarias  a la promesa duquista de que “el que la hace la paga”.

Los líderes sociales no son criminales. La violencia anti-popular se ha incrementado, por lo que es importante hacer la denuncia  ante organismos internacionales, los pueblos del mundo y connacionales en el exterior.  Condenamos y rechazamos estos crímenes y exigimos al gobierno del Presidente Duque y a las autoridades, el esclarecimiento de los hechos y castigo a los responsables materiales e intelectuales. Son 142 líderes sociales asesinados desde julio del 2017 a julio del 2018 y van más de 30 los asesinados desde el 7 de agosto. Antes de posesionarse y desde España envió un video condenando los asesinatos y prometiendo que perseguiría a los criminales apenas se posesionará.  La demanda es clara: de alto a los asesinatos de líderes sociales. Los niveles de impunidad son astronómicos, estructurales y alimentan el terror. El gobierno tiene el poder de parar la carnicería y la impunidad. Esa es su tarea. Sr. Presidente, lo demás es complicidad.

Por eso crece la oposición al gobierno de Iván Duque de quien no se abriga nada en lo que tenga que ver con los asuntos medulares para el pueblo y la nación colombiana. La manguala con todos los corruptos, la elección de los ministros plutócratas y  neoliberales, lo planteado hasta ahora como se ha visto y la defensa del corrupto  Alberto Carrasquilla así lo exige.

 

 

468

Deja un comentario