¿ Por qué Donald Trump ataca a los medios de comunicación?

¿ Por qué Donald Trump ataca a los medios de comunicación?

Desde el lanzamiento de su candidatura presidencial, Donald Trump no ha dejado ser un punto de controversia debido a sus comentarios ignorantes y racistas en contra de los inmigrantes, las mujeres, los discapacitados, los medios de comunicación, entre otros. Lo triste es que cuando los medios de comunicación cuestionan sus comentarios ofensivos, él responde que no tiene tiempo para hablar políticamente correcto. Sin embargo, su verdadera intención es limitar la libertad de expresión de quienes no están de acuerdo con él y con sus propuestas. Además, cada vez que los medios de comunicación cuestionan su temperamento al igual que la falta de información dentro de sus propuestas políticas, Trump insulta y expulsa a los periodistas acusándolos de ser deshonestos y enemigos de la verdad, mientras los humilla en eventos públicos y a través de su cuenta en Twitter.

Hay varios objetivos que Trump tiene presente en sus constantes ataques a los medios de comunicación. En primer lugar, eliminar la noción de hablar políticamente correcto con la intención de que el pueda decir libremente lo que le plazca sin tener que lidiar con las consecuencias. Segundo, echarle la culpa a los inmigrantes y medios de comunicación de todos los problemas de la sociedad. Tercero, Trump planea continuar con las tendencias autoritarias conservadoras y oprimir a las minorías. Cuando Trump dice que quiere “Hacer América Mejor Otra Vez”, sin duda está mirando hacia atrás cuando grupos de supremacía blanca y antisemitas oprimieron a las minorías. Es por eso que su mensaje resonó dentro de los votantes estadounidenses conservadores puesto que muchos estaban batallando económicamente o estaban molestos de ver como poco a poco la sociedad y nuestras leyes han ido cambiando.

Es indignante el ver que cuando los reporteros cuestionan a Trump por decir algo bastante ofensivo, Trump arremete en contra de ellos insultándolos y echándolos fuera de las conferencias de prensa. Estas tácticas le han dado buen resultado a Trump ya que después de negarse a un dialogo más respetuoso, termina por acusar a las personas ofendidas de ser bastante sensibles. Otra estrategia que Trump usa en contra de los medios de comunicación es la justificación de sus acciones. En lugar de buscar palabras más adecuadas, Trump cree que él puede decir lo que le plazca ya qué está poniendo los intereses y las necesidades de los estadounidenses primero. Su falta de ética señala todo lo contrario. Cuando los medios de comunicación le hacen preguntas difíciles, complicadas, o muy personales, los acusa de ser deshonestos y comienza a insultarlos con apodos. La verdad es que a Trump le gusta tener siempre la razón, su soberbia es tan grande que le impide reconocer sus limitaciones y debilidades. Es por eso que aquellos que lo interrogan y lo hacen quedar mal, terminan siendo sus enemigos.

La actitud de Trump en contra de los medios de comunicación ha violado la libertad de expresión de aquellos que no están de acuerdo con él, al igual que el derecho de la prensa de cuestionar la postura y propuestas de figuras públicas como Trump.

Yohan García trabaja en el Instituto de Estudios Mexicanos Jaime Lucero de CUNY

468