Periodistas latinos y la zozobra digital

Periodistas latinos y la zozobra digital

Javier Castaño

“Hay incertidumbre entre los periodistas latinos, no hay trabajos y por eso nos vemos obligados a crear proyectos”, dijo Ana Cristina Enríquez, periodista multimedia y editora de Mamás Latinas. “Aunque el problema sigue siendo cómo monitorizar los proyectos”.

Enríquez habló durante el Segundo encuentro de comunicadores titulado El periodista independiente en la era digital. Se realizó en la sede de la Casa de la Cultura Dominicana en la calle 145 de Manhattan. El evento fue organizado por Hispanic Media productions y su director de contenido estratégico, Juan García Alejandro, fue el maestro de ceremonias. Ana Pereira, del Colegio Dominicano de Periodistas Sección de Nueva York, dijo que el objetivo de la charla es “dialogar y avanzar”.

La conversación se limitó a panelistas que crearon o trabajan en plataformas de entretenimiento. El único que habló de la crisis que atraviesa la prensa latina fue Luis Alfredo Collado, conocido periodista dominicano en la ciudad de Nueva York.

“La frontera entre el periodismo de carrera y el empírico ha desaparecido”, dijo Collado. “El periodismo de subsistencia nos ha obligado a hacer todo el proceso de investigación, producción y post producción, en un cuarto de nuestros hogares”.

Collado también habló de la necesidad que tienen los periodistas de ser empresarios y añadió que su canal de vídeos en YouTube le genera algo de ganancias, “aunque no le puedo dedicar mucho tiempo”.

Quien dijo que le ha ido muy bien en el mundo digital es Becky García, experta en redes sociales y con el portal Becky Boricua. “Con mi cuenta y mi red de contactos me dedico a abrir clubs de seguidores”, dijo García, cuyo primer éxito fue crear una amplia red social para la agrupación de reggaeton Wisin y Yandel.

García dijo trabajar en la implementación de campañas en redes sociales para empresas que producen carros y artículos de belleza. Puso como ejemplos de éxito en el uso de las redes sociales a Dulce Candy y artista Ozuna, “quien no tiene casa disquera porque no la necesita”.

Otra sugerencia de García: “Buscar a los influencers para que hablen de ti en las redes sociales”.

El problema del Internet sigue siendo el modelo de negocio. Las páginas de contenido periodístico no hacen dinero suficiente para superar la inversión y las redes sociales como Facebook generan likes por intermedio de campañas pagadas, pero no incrementan las visitas a los portales. Un dilema que afecta a grandes y pequeños medios digitales de comunicación.

“Esta realidad me da miedo, aunque al mismo tiempo genera oportunidades”, dijo Arturo Dovalina de la agencia de entretenimiento Mezcalent y quien ha trabajado en el mundo del entretenimiento.

“Trabajando allí identifiqué un nicho para abrir mi propio portal y contar historias con el sentimiento íntimo y pasional de los latinos”, dijo Dovalina. “El universo digital obliga al periodista a hacer de todo y también a especializarse”. Dovalina dijo que el periodista digital debe investigar, estar actualizado y buscar la proximidad en la información. “El 65 por ciento del contenido se ve en las redes sociales y debemos visitar Youtube con frecuencia para conocer las tendencias y aplicarlas, porque los medios ahora somos nosotros”, dijo Dovalina.

Tanto Dovalina como Collado hablaron del cuidado que deben tener los periodistas con las noticias falsas. “Generar click, replicar, es más fácil que identificar la verdad en la información”, añadió Dovalina.

El público que asistió al encuentro El periodista independiente en la era digital.

El público que asistió al encuentro El periodista independiente en la era digital.

Ana María Canseco habló vía Skype del trabajo que tuvo en Despierta América de Univision. “Cuando me echaron me desesperé, pero me tocó reinventarme, utilizar mis contactos y usar mejor las redes sociales”, dijo Canseco, que cuenta con más de un millón de seguidores en las redes sociales.

“Hay pánico, la tecnología nos asusta y los jóvenes nos están desplazando”, dijo Alejandro al comienzo del encuentro al cual asistieron alrededor de 30 personas.