De Queens al Everest: Patricia Alcivar

De Queens al Everest: Patricia Alcivar

Por Marcela Álvarez

“Estar en las montañas es como sentir a Dios, mirar las nubes tan cerca, el paisaje desde allá arriba es algo que no te puedo describir. Siempre que hago cima me dan ganas de llorar, es maravilloso, me emociono muchísimo”: Patricia Alcivar

A Patricia Alcivar la ha salvado el deporte y ahora es una mujer sensible y humilde. “Una de las cosas que más disfruto de la montaña es ver en la oscuridad, desde la carpa, las estrellas”, dijo en un café de Jackson Heights, Queens.

Patricia Alcivar en su época de boxeadora. Foto Jim Salzano.

Patricia Alcivar en su época de boxeadora. Foto Jim Salzano.

Jim Salzano

Además de practicar el boxeo y el triatlón y ser una consumada maratonista, judoca y karateca, Alcivar estudió ballet y gimnasia. “Cada deporte me ha dado grandes satisfacciones, aprendí muchísimo de cada uno y ha sido todo para mí”, añadió Alcivar.

A los 16 años conoció a Allan Steinfeld, el entonces director del NY Road Runners Club, organizadora de la maratón. “Allan se solidarizó con mi historia, que vivía sola, sin mis padres y me ayudó con la inscripción y todos los trámites, no tuve que pagar. ¡Imagínate! Nunca lo olvidaré”, dijo Alcivar.
Fue ser invitada por el Departamento de Estado como Embajadora del Deporte para hablar en Dushanbe, Tajikistan.

Alcivar vive sola en Forest Hills con su perrito Jack. “Mi mejor amigo y compañero”. Trabaja de paramédico, organizadora de eventos, entrenadora personal e intérprete.

Al compartir su historia, esta joven  espera que sirva a niñas y mujeres en situaciones de riesgo y vulnerabilidad para que encuentren la salida, nunca se rindan y luchen por sus sueños.

UNA INFANCIA TRÁGICA

Patricia Alcivar nació en Barranquilla, Colombia, y se crio en Queens. Es la menor de 4 hermanas. No tuvo el apoyo de sus padres. Fue víctima de abuso sexual por parte de su papá y sufrió el maltrato de su mamá (“nunca me dijo te quiero”). Nació con diabetes y ADD (que explica su hiperactividad y constante deseo por nuevos retos), tiene problemas con la tiroide, sufre de anemia, casi no ve en su ojo derecho (secuelas del boxeo).

Alcivar está siempre agradecida con Sanctuary for Families en Brooklyn, organización sin ánimo de lucro que la recibió cuando se fue de su casa. Allí trabajó siete años, y vio todo el drama de la violencia doméstica, el sufrimiento de las mujeres y sus niños. “Fue muy triste, algo que me marcó para toda la vida. Siempre me propuse que no usaría drogas, ni alcohol. Por eso me refugié en el deporte y los estudios”.

SUS COMIENZOS EN LA MONTAÑA
La pasión por el alpinismo empieza en 2009, haciendo hiking en Asheville, Carolina del Norte, donde vivía y estudiaba. Al regresar a NY comienza a entrenar en los Catskills y Hudson Valley.  Gracias a su entrenamiento previo, su cuerpo estaba listo y flexible para el nuevo reto: las montañas.
Ecuador ha sido clave en su preparación y desarrollo. Allá encontró dos aliados: el Dr. Mario Ochoa Larrea, experto en deportes, y el guía Romel Sandoval. “Ellos me han ayudado muchísimo, les debo tanto, y en general, el país ha sido muy generoso conmigo. Me fascina Quito y sus montañas. Estoy enamorada del Ecuador”.

Agradece también a la marca deportiva Arc’teryx, que la apoya con la indumentaria apropiada para las temperaturas árticas.
De su próximo desafío, Operación Everest, afirma:  “Claro que siento temor, es algo normal que uno siempre tiene. Pero tu fuerza mental debe superarlo. Es como en el ring, pero la montaña no me asusta tanto, porque en mi vida siempre enfrenté grandes retos. Estoy lista”.

Alcivar también está escribiendo un libro sobre su vida.

Si deseas más información, visita su sitio web y página de recaudación de fondos.
www.patriciaalcivar.com

Por favor done para que Patricia pueda escalar el EVEREST…
www.gofundme.com/pattyeverestclimb

Facebook
www.facebook.com/PatriciaPattyBoomBoomAlcivar
Twitter
@PatriciaAlcivar
Instagram
@pattyboxer12

Patricia Alcivar en el pico Cotopaxi de Ecuador. Foto Romel Sandoval.

Patricia Alcivar en el pico Cotopaxi de Ecuador. Foto Romel Sandoval.

MONTAñISTA CONSAGRADA
Este febrero llegó a la cima del volcán activo Tungurahua en Ecuador, “garganta de fuero”. También ha escalado:
Aconcagua (6,960m – 22,841 ft) Argentina
Kilimanjaro (5,895m -19,341 ft) Tanzania
Antisana (5,704m -18,714 ft) Ecuador
Chimborazo (6,263m – 20,548 ft) Ecuador
Cayambe (5,790m – 18,996 ft) Ecuador
Cotopaxi (5,897m – 19,347 ft ) Ecuador
Pico de Orizaba (5,636m – 18,491 ft) México
Malinche (4,440m -14,567 ft) México

El Aconcagua y el Kilimanjaro son parte de las 7 montañas más altas del mundo y el Everest en Asia es la más alta (8,848m – 29,029ft).

BOXEO Y ARTES MARCIALES
El récord de “Patty Boom Boom” incluye:
–Título mundial femenino full contact division en el Kyokushin Karate de Manhattan Center
–Finalista en los NYC Golden Gloves en el Madison Square Garden
–Bicampeona NYC Golden Gloves
–Campeona del USA Women’s Amateur National Championships
–Medalla de oro, International Championships USA vs Canada
MARATONISTA DE ÉLITE

A los 16 años, primera Maratón de NY y ha corrido más de 25. Mejor tiempo: 3.07. También ha corrido las maratones de Boston y Chicago.

MUJERES EN EL EVEREST

En 1975 la japonesa Junko Tabei fue la primera en pisar la cima.

En 1999 Elsa Ávila, de México, y en 2016 la ecuatoriana llegó a la cúspide sin oxígeno artificial, la sexta en el mundo. Alcivar quiere llegar en el 2019.

2 Comentarios

  1. Patricia eres un orgullo para Colombia y toda nuestra comunidad, un gran ser humano y un ejemplo de que cuando se quiere se puede, yo solo espero q todos te apoyen y logres recaudar los fondos necesarios y puedas poner tu nombre en la cima del Everest, suerte!

  2. Impresiona la historia de esta joven mujer…conmueve, moviliza. Un ejemplo de superación que sirve de ejemplo. Felicitaciones!!