Oscar López Rivera declina ser héroe en Desfile Puertorriqueño de NY

Oscar López Rivera declina ser héroe en Desfile Puertorriqueño de NY
Statement from the Board of Directors of the National Puerto Rican Day Paradein in response to Oscar López Rivera Op-Ed
 

We are looking forward to marching with Oscar López Rivera and respect his decision to walk up Fifth Avenue, “not as an honoree but as a humble Puerto Rican and grandfather”.  Now we can focus again on important issues and the plight of Puerto Rico.

STATEMENT FROM MAYOR BILL DE BLASIO ON OSCAR LOPEZ RIVERA’S

INVOLVEMENT IN THE PUERTO RICAN DAY PARADE

 “The parade has always been about Puerto Rico and Puerto Ricans, not any one participant. It is a celebration of a culture and community at the center of what makes New York City great. Unfortunately, the parade and the plight of Puerto Rico have been overshadowed by needless controversy. Oscar Lopez Rivera agreeing to step aside from any formal role in the parade is a critical step forward in refocusing our city’s attention on the more important issues facing Puerto Rico.

“Puerto Rico and its 3.5 million people, many of whom are family and loved ones of New Yorkers, are in the midst of an economic collapse and health care crisis that threatens their future. Our fellow Americans in Puerto Rico deserve help from Washington and they are not receiving it. This should be our singular focus when it comes to Puerto Rico and our city’s parade.”

‘Celebremos nuestra puertorriqueñidad’: Oscar López Rivera

El ex prisionero político Oscar López Rivera anunció el jueves que ha decidido declinar el homenaje que le haría el Desfile Puertorriqueño de Nueva York y que caminará el 11 de junio por la Quinta Avenida de esta ciudad como “humilde puertorriqueño y abuelo de 74 años”.

En un artículo de opinión en el periódico “New York Daily News”, López Rivera buscó poner fin a la polémica que ha rodeado la más grande manifestación cultural puertorriqueña en Estados Unidos.

“Esto es un desfile nacional. Todos los puertorriqueños son bienvenidos, y animo a la gente a asistir al desfile y disfrutar de ese día y a compartir, como siempre se ha hecho al celebrar nuestra puertorriqueñidad”, indicó López Rivera.

En las últimas semanas, la presión de familiares de víctimas de atentados de las Fuerzas Armadas de Liberación Nacional (FALN), grupos conservadores y estadistas puertorriqueños consiguieron que los principales auspiciadores del Desfile desistieran de participar en el evento.

Jet Blue, Goya, los Yankees de Nueva York, Corona, At&T, Univisión, Telemundo y NBC habían anunciado que no desfiliarían en la parada, que coincide con un plebiscito criollo sobre el status político de la Isla convocado por el gobierno del Partido Nuevo Progresista (PNP) y boicoteado por toda la oposición política.

Más de 40 funcionarios electos boricuas mantuvieron su apoyo al desfile, pero el gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, y otros decidieron no asistir al evento, que suele reunir a cientos de miles de personas de la diáspora boricua.

Esta noche, el alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, quien había mantenido su respaldo al evento, indicó que la decisión de López Rivera permite centrar la atención en los asuntos que afectan adversamente a Puerto Rico.

Las críticas al reconocimiento hacen alusión al bombazo del 24 de enero de 1975 en el restaurante Fraunces Tavern, que provocó cuatro muertes y cerca de 60 heridos.

Las FALN reclamó entonces la autoría del ataque, entre otras cosas, como represalía a otra bomba detonada 13 días antes en un evento del Partido Socialista Puertorriqueño (PSP) en Mayaguez ocurrido el 11 de enero de 1975

El ataque al evento del PSP, el cual sectores independentistas atribuyen a grupos de la extrema derecho cubana, causó dos muertes y una decena de heridos.

Por años, en entrevistas telefónicas desde la prisión de Terre Haute (Indiana) con El Nuevo Día, López Rivera advirtió que estuvo en Puerto Rico para el 24 de enero de 1975 y que no tiene sangre en sus manos. El Nuevo Día

468